Nuevo Opel Insignia Gran Sport

El nuevo Opel Insignia Grand Sport se presenta en plena forma, manteniendo la elegancia deportiva de un coupé grande, su arquitectura completamente nueva lo hace muy espacioso y verdaderamente divertido de conducir, y ofrece todos los elementos de seguridad y confort que se suponen en un modelo tope de gama. 

Wenceslao Pérez Gómez 29 de mayo de 2017

La segunda generación del Insignia impresiona por sus llamativas líneas exteriores y la atmósfera de bienestar de su interior. También ofrece la gama más amplia de tecnologías inteligentes, que abarcan desde el vanguardista sistema adaptativo de iluminación matricial IntelliLux LED® y el sofisticado sistema de tracción integral con reparto vectorial del par, a los modernos sistemas de asistencia al conductor y la elegante pantalla de información Head-up Display. Además, el Insignia llega con la conectividad de primera clase característica de Opel, que ofrece integración de smartphones y nuevas funcionalidades de Opel OnStar, el Asistente Personal que permite a los ocupantes del Insignia realizar una reserva de hotel[1] y buscar aparcamiento[2] con la ayuda de los asesores de OnStar. En general, el nuevo Insignia sorprende con su agilidad y precisión al conducir, más espacio y una excelente relación valor/precio que ahora más que nunca lo convierte en un competidor a tener en cuenta, incluso para los modelos de las marcas premium.

Por primera vez en Opel, la nueva generación del Insignia está disponible con la inteligente tracción integral con reparto vectorial del par - que transmite potencia a las ruedas de manera individual - caja de cambios automática de ocho velocidades, y cámara de visión 360º. Con los motores turbo de nueva generación, sus hasta 200 kilos menos de peso (según la variante) y una posición de asiento más baja, los nuevos Insignia Grand Sport y Sports Tourer son más ágiles que nunca y aportan al conductor una experiencia de conducción extraordinariamente directa y gratificante. Equipado con numerosos sistemas de asistencia de última generación, el nuevo Insignia se preocupa por la seguridad de sus ocupantes y por los demás usuarios de la vía: es el primer Opel con un capó activo de aluminio que, en caso de colisión con un peatón, se eleva en milisegundos para aumentar la distancia respecto a las partes duras del motor, mejorando considerablemente la protección.

Los ocupantes traseros también se benefician enormemente de las nuevas proporciones y disfrutan de más espacio. El volumen del maletero del Insignia Grand Sport, de entre 490 y 1.450 litros, es bastante impresionante, mientras que el nuevo Sports Tourer ofrece un máximo de 1.665 litros -130 litros más que el modelo anterior-. Además, el techo panorámico opcional de 1.400 x 860 mm, que se extiende sobre las cabezas de los pasajeros de atrás, ofrece una vista excelente.

La oferta de motores comienza con un motor de gasolina de nuevo diseño extremadamente eficiente, el 1.5 litros Turbo con 140 CV y 165 CV. Otro motor a destacar es el modelo de gasolina más alto de la gama del nuevo Insignia, de 2.0 litros Turbo, que entrega 260 CV y un par máximo de 400 Nm. Este motor de cuatro cilindros y 2.0 litros viene asociado a una caja de cambios automática de 8 velocidades completamente nueva, que cambia muy suavemente, y un muy sofisticado sistema de tracción integralcon reparto vectorial del par motor, algo exclusivo en el segmento medio. En este sistema de tracción integral de alta tecnología, dos embragues multidisco sustituyen al habitual diferencial del eje trasero y pueden acelerar las ruedas individualmente en una fracción de segundo, dependiendo de las condiciones de la carretera.

El nuevo Opel Insignia Grand Sport estará disponible en España desde el próximo mes de junio, desde 28.650 €, hasta 37.488 €, según nivel de equipamiento y motorización.