Estado de las negociaciones en la adquisición de Opel, por el Grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS)

El grupo PSA está cerrando un acuerdo para adquirir la marca de Opel de General Motors, para crear el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, con un acuerdo posible, llegando a principios de la próxima semana.

Wenceslao Pérez Gómez 6 de marzo de 2017

El grupo PSA está cerrando un acuerdo para adquirir la marca de Opel de General Motors, para crear el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, con un acuerdo posible, llegando a principios de la próxima semana. 

Tanto PSA como GM, planean continuar con intensas negociaciones durante este fin de semana, con el objetivo de anunciar un acuerdo el lunes próximo, si bien la complejidad de las conversaciones podría llevar a un retraso. 

Se dice que los dos fabricantes de automóviles están reduciendo las diferencias sobre los pasivos por pensiones. El plan de pensiones de GM para los jubilados de Opel y Vauxhall está subfinanciado por unos 9.000 millones de dólares. PSA le gustaría a GM mantener una gran parte de esa responsabilidad. 

En una señal de que las conversaciones han avanzado, se ha programado una reunión entre la dirección del PSA y altos funcionarios sindicales europeos para la próxima semana. 

PSA confirmó la potencial reunión sindical, pero declaró que podría ser cancelada o pospuesta, agregando que las conversaciones estaban en curso y que los fabricantes de automóviles no han establecido una línea de tiempo. Un portavoz de la unidad europea de GM no quiso hacer comentarios. 

Uno de los puntos clave de la negociación es, cómo PSA puede lograr alrededor de 2.000 millones de euros (2.100 millones de dólares) en ahorros de un acuerdo. Éstos vendrían en gran parte de reducciones futuras potenciales de la capacidad, así como de ahorros de la compra común, de compartir más piezas y de bajar costes indirectos. 

El CEO de PSA, Carlos Tavares, planea revivir las no rentables marcas Opel y Vauxhall de GM, con una reestructuración similar a su proyecto, que llevó al fabricante de coches Peugeot y Citroen a volver de los números rojos de los últimos tres años.

Opel, con sede cerca de Frankfurt, podría servir como un motor de crecimiento con potencial de expansión más allá de su región natal, un papel que fue limitado por la propiedad de GM, dijo Tavares la semana pasada. 

El volumen de ventas es fundamental en este segmento de mercado, saturado en Europa, y la adición de GM de alrededor de 1,2 millones en entregas anuales en la región, ayudaría a PSA difundir el costo para desarrollar nuevos coches y motores a través de un mayor número de vehículos. 

Otro tema en las conversaciones es cómo GM y PSA administrarán el plan de pensiones para los jubilados de Opel. El programa está subfinanciado por cerca de 9 mil millones de dólares. Otras cuestiones complejas a resolver incluyen las tarifas de licencia para la tecnología utilizada en los coches Opel y los planes para reducir la capacidad de producción

Negociaciones avanzadas

Las cosas avanzan como deberían", ha declarado una fuente cercana a PSA."Ahora hay una sensación de confianza ", sin embargo, los portavoces de PSA y Opel se negaron a comentar.

Los dos fabricantes de automóviles confirmaron el mes pasado que estaban negociando una adquisición directa de Opel y su marca británica Vauxhall por PSA, lo que generó una preocupación generalizada por los posibles recortes de empleo.

Los primeros modelos desarrollados conjuntamente en el marco de una asociación existente de cinco años con PSA y Opel,estarán expuestos en el show de Ginebra, que se estrena para la prensa especializada la prensa el martes día 7.

Tavares, de PSA, declaró la semana pasada que una adquisición completa de Opel ofrecía una "oportunidad de crear un campeón de coches europeos" y superar rápidamente los 5 millones de ventas anuales de vehículos. 

En sus comentarios públicos, el 23 de febrero pasado, Tavares afirmó que veía el potencial de exportación de la marca Opel, bajo propiedad de PSA. Sin embargo, gran parte de la línea de Opel existente, seguiría dependiendo durante años de la tecnología y partes compartidas con otras marcas de GM. 

Y, según parece, GM ha estado presionando para un acuerdo que restrinja esos modelos de Opel, de legado de mercados incluyendo China, Rusia y América Latina, Tavares, también dijo a su consejo de administración, que PSA reconstruiría rápidamente la línea central de Opel con sus propias tecnologías, para lograr ahorros rápidos de costes.