Bosch desarrolla soluciones inteligentes de aparcamiento para facilitar la movilidad urbana

El fabricante alemán de componentes de automoción, Bosch, quiere aprovechar todas las oportunidades que le ofrece un mercado completamente innovador, ofreciendo tecnologías y servicios que faciliten el aparcamiento.

Wenceslao Pérez Gómez 20 de enero de 2017

El fabricante alemán de componentes de automoción, Bosch, quiere aprovechar todas las oportunidades que le ofrece un mercado completamente innovador, ofreciendo tecnologías y servicios que faciliten el aparcamiento. Se cuantifica en un 30 por ciento, el volumen del tráfico en el centro de las ciudades de coches buscando aparcamiento, necesitándose un promedio de unos veinte minutos para encontrar una plaza libre. Para hacer frente a esta situación, Bosch está desarrollando soluciones inteligentes basadas en la conectividad, capaces de simplificar la búsqueda de plazas libres, al utilizar aplicaciones basadas en la "nube" para ahorrar tiempo y reducir el estrés, con ello se simplifica la búsqueda de aparcamiento y se automatiza el proceso de estacionamiento para una mayor seguridad. La movilidad del futuro empieza por el aparcamiento automatizado y conectado y para ello Bosch ofrece sistemas asistentes al aparcamiento, que ya incluyen algunos modelos actualmente, como el sistema de cámara trasera de marcha atrás.

A lo largo de 2018 ya estarán operativos sistemas para el aparcamiento totalmente automatizado y sistemas de aparcamiento conectado, que buscan e informan sobre plazas libres al objeto de aparcar con toda seguridad, por lo que Bosch reduce la búsqueda de estacionamiento de dos maneras. En primer lugar, mediante sensores especiales de ocupación en plazas de aparcamiento o parkings que detectan e informan al conductor sobre las plazas disponibles. Y, en segundo lugar, a través de los propios sensores de ultrasonidos, empleándolos en la búsqueda de aparcamiento en las calles y conectándolos con la "nube".

Actualmente, se está llevando a cabo un programa piloto de aparcamiento inteligente en la ciudad alemana de Stutgart, con vehículos de una marca "Premium" dotados de doce sensores de ultrasonidos y se espera que en 2020 todos los sistemas estèn implantados en la UE.

Los sensores de ultrasonidos fabricados por Bosch en Madrid, son elemento clave en el desarrollo del aparcamiento inteligente. Robert Bosch España Fábrica Madrid S.A., perteneciente a la división Automotive Electronics, que en 2017 celebrará la producción de 200 millones de unidades de sensores de ultrasonidos, es un avanzado centro de producción especializado en la fabricación de sensores para diversas aplicaciones, especialmente relacionadas con el automóvil.

Además de los sensores de ultrasonidos que incorporan los vehículos de los principales fabricantes de automóviles a nivel mundial, la fábrica de Bosch en Madrid produce también sensores de aceleración para los sistemas de airbag, de los que ya ha superado

la cifra de 400 millones de unidades producidas. La fábrica es en la actualidad planta líder para todos estos sensores, que son fabricados también por Bosch en sus centros de Suzhou (China) y Juárez (Méjico) para los mercados americanos y asiáticos. En la práctica, esto quiere decir que la fábrica madrileña lidera el desarrollo de las líneas de fabricación de estos productos, así como la transferencia tecnológica a las demás plantas satélite. Toda solución o innovación desarrollada en Madrid afecta por igual a las líneas en otras localizaciones, siendo trasladada una vez realizada su verificación.

El Grupo Bosch se ha comprometido a invertir, durante los próximos años, 30 millones de euros en nueve líneas nuevas de producción. Cuatro de ellas se han implantado ya en 2015 y dos en 2016, además de la renovación de las líneas SMT para los montajes de circuitos impresos. La fábrica de Bosch en Madrid cuenta actualmente con una plantilla de unas 700 personas.