Con 2.885.907 vehículos fabricados en España en 2016, se superan las expectativas previstas por ANFAC

La fabricación de vehículos en España ha cerrado el ejercicio de 2016, superando las expectativas previstas por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ANFAC.

Wenceslao Pérez Gómez 18 de enero de 2017

La fabricación de vehículos en España ha cerrado el ejercicio de 2016, superando las expectativas previstas por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ANFAC. Durante el pasado año salieron de las factorías españolas un total de 2.885,907 vehículos, lo que ha supuesto un aumento del 5'59% respecto a 2015. Conviene destacar que en el conjunto del año, existe una clara diferencia entre el primer y el segundo semestre de 2016, ya que entre enero y junio, la producción alcanzó unas subidas a más del 10%, crecimiento que se ralentizó desde entonces, hasta llegar al 5'59% de subida del año.

Sin embargo, este volumen de la producción total de vehículos en España, se ha situado por encima de las previsiones que manejaba ANFAC, dentro del Plan "3 millones" de reindustrialización de España, presentado a finales de 2012. La producción española de vehículos en 2016, además, ha sido de las que más han crecido porcentualmente en la Europa continental, puesto que durante el pasado se fabricaron en España 5'5 vehículos por minuto durante las 24 horas del día.

Así mismo, hay que destacar que la industria española de vehículos produjo igualmente, en el pasado año, 1'92 millones de motores y 1'73 millones de cajas de cambios.

Por otro lado, preocupa a los fabricantes españoles de vehículos, la ralentización del mercado español, sobre todo en el último trimestre del pasado año, pasando de crecimientos superiores al 12%, hasta situarse en el 10% en el conjunto de 2016, por la repercusión que ello puede tener en la producción. Este retroceso del mercado no contribuye al necesario rejuvenecimiento del parque, que ya acumula una media de edad de 12 años.

Pues, ante esta situación, desde ANFAC afirman que se hace evidente la necesidad de seguir trabajando, tanto en la competitividad de la industria española de automoción, como en el fortalecimiento de la demanda del mercado interior.