Consejos para ahorrar en las reparaciones de tu vehículo

Cuando hablamos de ahorrar no nos referimos a dejar de cumplir los mantenimientos o usar piezas de recambio de poca calidad, al contrario, un buen mantenimiento es la mejor forma de ahorro a largo plazo y también es fundamental para tu seguridad.

21 de septiembre de 2016

El mantenimiento y los recambios del coche son fundamentales para alargar su vida y garantizar la vida de tu familia.

Un coche es de vital importancia en el día a día. Aporta comodidad y facilidad de traslado a cualquier sitio sin depender de otra persona, o de los horarios irregulares del transporte público. No obstante, el coche también necesita sus cuidados y lleva sus gastos, tanto por el mantenimiento como en las reparaciones, pero siempre hay opciones para ahorrar en los recambios coche o consejos que seguir para alargar su vida útil.

Cuando hablamos de ahorrar no nos referimos a dejar de cumplir los mantenimientos o usar piezas de recambio de poca calidad, al contrario, un buen mantenimiento es la mejor forma de ahorro a largo plazo y también es fundamental para tu seguridad.

COMPRA TUS PROPIOS RECAMBIOS.

Al hacer el mantenimiento en un taller, las empresas tienden a poner el recambio, a veces los precios son competitivos, otras veces las piezas cobradas son muy costosas. Una forma de evitarlo es buscando por uno mismo los recambios. Es gracias a esta nueva tendencia que las plataformas online de ventas de recambios se han vuelto tan demandada, ya que ofrecen los repuestos de buena calidad a un precio muy accesible, y después de comprarlo puedes dirigirte a tu taller de confianza o persona experta y realizar el cambio.

REALIZA TÚ MISMO EL CAMBIO EN EL COCHE.

Por supuesto, otro medio de ahorrar dinero es evitar pagar la mano de obra. Si lo haces tú mismo, el ahorro podría ser significativo, para ello es necesario saber cuál es el cambio a realizar, muchas operaciones pequeñas no requieren gran conocimiento y otras puedes aprenderla por medio de tutoriales, pero todo requeriría practica y conocer tus limitaciones, ya que si el cambio es complejo o son partes que no entiendes, podrías causarle un daño a tu coche.

CUMPLE EL MANTENIMIENTO.

Como hemos dicho, el mantenimiento es fundamental para la vida de un coche: proteger la pintura, revisar las tripas del coche, repasar las juntas de goma, además de fomentar tu seguridad, ayuda a mantener su valor en el mercado.

Hay otros tipos de mantenimientos que son necesarios para evitar daños mayores, por ejemplo controlar el nivel del aceite, ya que la falta de lubricante ocasiona graves daños al motor, realizar los cambios de correa a tiempo, y vigilar la presión de los neumáticos.