Madrid Fashion Week: Amaya Arzuaga abre la expasarela Cibeles con su colección AA

La ganadora del premio Nacional de Moda inaugura la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con una colección llena de volúmenes que recrean el despliegue de las alas de un pájaro. La burgalesa ha utilizado los pliegues en las prendas para simular el movimiento de las hojas al caer en otoño.

EP 14 de febrero de 2014

En una colección dónde han predominado los negros, Amaya Arzuaga ha optado por las faldas cortas por encima de la rodilla dejando las piernas, el mejor complemento de la mujer, al descubierto. Y si hay que optar por los "maxi vestidos" que sean largos y rectos, marcando el bello cuerpo de la mujer. Aunque predominante, el negro no ha sido el único color que ha utilizado, el toque luminoso lo ha puesto el camel, el verde bosque y el azul Gitanes.

Con la colección AA, Amaya ha hecho una reinvención magnífica de la tradicional capa española, tan presente en los estilismos de alfombra roja este año. La diseñadora la ha utilizado en todas sus vertientes, incluso para hombres. Bien como complemento o como parte del propio vestuario, la capa será tendencia para el otoño- invierno gracias a Amaya.

Pero no todos son faldas, en cuanto a pantalones para las mujeres siempre rectos, mientras que para los hombres utiliza el punto con puño en el bajo, sin duda una apuesta acertada donde se marca la silueta del hombre. En cuanto a los estampados la diseñadora ha dejado de lado los tejidos recargados para utilizar los estampados caleidoscópicos.

Muy fiel a su estilo Amaya Arzuaga ha optado por tejidos tan conocidos como la franela de lana, el cashmere o el punto. El toque arriesgado lo pone con su apuesta por las pieles, utilizándolas sobre todo en abrigos. La piel de pony, la de cordero o cabra han hecho del desfile un auténtico derroche de originalidad. Para las capas, cualquier tejido es válido para que luzca en su mejor versión.

Coleta baja para las mujeres, siempre acompañada de botines en negro con algún toque de color y zapatos cerrados, han sido los mejores complementos para una colección que no ha necesitado accesorios "extra" para deslumbrar.

Parece ser que el premio que recibía el año pasado la diseñadora, le ha servido para impulsarse y presentar una colección fiel a su estilo y en su mejor versión.