La estacionalidad turística provocará este invierno la pérdida de 35.000 empleos en Andalucía

Fuentes asegura que cada vez más hoteles abren menos de cinco meses al año y critica que se "deje de lado" a los fijos-discontinuos

1 de enero de 2012

La estacionalidad turística provocará este invierno la pérdida de 35.000 empleos en Andalucía
Fuentes asegura que cada vez más hoteles abren menos de cinco meses al año y critica que se "deje de lado" a los fijos-discontinuos

MÁLAGA, 1 (EUROPA PRESS)

La estacionalidad turística está aumentando en Andalucía en los últimos años. Tras el gran año que fue 2007 para el turismo, esta industria comenzó a sufrir las consecuencias de la crisis económica, aunque en menor medida que otros sectores productivos. En Andalucía, esta lacra, como la denominan los profesionales turísticos, provocará la pérdida de unos 35.000 empleos durante este invierno, según datos del sindicato CCOO.

Las provincias afectadas por dichas pérdidas serán las del litoral andaluz: Málaga, Huelva, Almería y Cádiz. A ello se le sumará la caída de puestos de trabajo indirectos, en comercios, cafeterías, restaurantes, espacios de ocio, etcétera.

El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, Gonzalo Fuentes, ha lamentado el aumento de los denominados 'cierres de invierno' de establecimientos reglados de apertura permanente, a lo que se suma que cada vez más hoteles de la costa abren sus puertas menos de cinco meses al año.

El aumento de la temporalidad, no obstante, no está justificada por la estacionalidad, ha recordado en declaraciones a Europa Press, puesto que para ello existe el contrato de fijo-discontinuo, "que se sigue dejando de lado en beneficio de la eventualidad pura y dura".

En ese sentido, ha explicado que en Andalucía, en el conjunto de los trabajadores de hostelería durante los tres primeros trimestre de 2011, la temporalidad llega al 45,2 por ciento del sector. La diferencia de la temporalidad de los contratos de España y Andalucía es de casi nueve puntos.

"El problema, visto de cerca, es aún más grave, ya que no sólo disminuye el empleo en proporción a la producción, sino que está disminuyendo el tiempo de ocupación de ese empleo, de manera que está aumentando el número de jornadas a tiempo parcial en detrimento de las jornadas a tiempo completo", ha manifestado.

EMPLEO

Así, ha continuado Fuentes, el porcentaje de contratos a tiempo parcial en Andalucía en el año 2009 y 2010 era del 20 por ciento en la hostelería. La media de los asalariados de los tres primeros trimestres del año 2011 es del 29,6 por ciento, siendo las mujeres las que soportan el mayor peso de este tipo de contratación, con porcentajes del 35,5 por ciento frente al 20,6 por ciento de los hombres.

El empleo en 2011 "va a crecer en porcentajes muy inferiores a las pernoctaciones y visitantes", ha dicho, recordando que de enero a noviembre el empleo hotelero disminuye un 0,89 por ciento mientras que las estancias han crecido "un 29 por ciento más que el empleo".

"Es verdad que el empleo en el conjunto de los distintos subsectores de la hostelería aumenta un 4,5 por ciento, lo que significa un aumento del empleo de 10.300 trabajadores. A pesar de este incremento, los datos de la EPA reflejan que en la hostelería de Andalucía sólo se recupera una parte del empleo que se ha perdido en los años 2009 y 2010", ha indicado el sindicalista.

Fuentes ha incidido en el perjuicio "muy grave" que está padeciendo el colectivo de fijos-discontinuos, que tienen menos prestaciones por desempleo, ya que para acceder a cuatro meses hay que trabajar 365 días anuales en total. A esto se suma el hecho de que muchos de estos empleados aprovechaban la temporada baja turística para ir al sector de la construcción, que ha caído en picado en los últimos años y que no remonta.

Según los datos actuales, Andalucía ha tenido en 2011 "el mejor verano de su historia desde el punto de vista turístico", incluso a pesar de la caída en el número de visitantes nacionales, que han reducido sus estancias por la disminución del consumo de las familias.

El responsable andaluz de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO ha insistido en que hay que luchar contra la estacionalidad turística, y ha opinado que "se ha bajado la guardia, producto de la bonanza de los últimos 15 años".

Por último, se ha referido a los acuerdos que se están alcanzando con empresarios, "en muchos casos obligados por la circunstancia de no haber clientes en los meses de temporada baja", de expedientes de suspensión de empleo, es decir, "posibilitar el paso de los trabajadores fijos a tiempo completo durante unos tres o cuatro meses al desempleo, hasta ver si se aminora la estacionalidad".

No obstante, ha incidido en que CCOO no aceptará "bajo ningún concepto la reconversión de hoteles de apertura permanente en hoteles de temporada, ya que esto afectaría a la imagen turística y al empleo directo e indirecto".

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: