Diego Costa mantiene el acecho atlético sobre el Madrid

El Atlético de Madrid de Diego Costa no falló (1-0) ante el Espanyol este sábado en la vigésimo octava jornada de la Liga BBVA, para seguir segundo a tres puntos del líder Real Madrid, gracias a un gol del hispano-brasileño en la segunda mitad que solucionó un partido intenso y dejó los tres puntos en el Vicente Calderón

Qué.es 16 de marzo de 2014

El Atlético de Madrid de Diego Costa no falló (1-0) ante el Espanyol este sábado en la vigésimo octava jornada de la Liga BBVA, para seguir segundo a tres puntos del líder Real Madrid, gracias a un gol del hispano-brasileño en la segunda mitad que solucionó un partido intenso y dejó los tres puntos en el Vicente Calderón.

El de Lagarto, que sumó su gol número 22 en Liga, respondió al tanto de Ronaldo, único por encima de él en la tabla goleadora (25), para dar los tres puntos a los de Diego Pablo Simeone. Los blancos no fallaron y los rojiblancos tampoco, para seguir a tres puntos de la cabeza y buscar sacar petróleo del duelo entre los de Ancelotti y el Barcelona la próxima jornada.

Los de Javier Aguirre, que endosaron a los colchoneros su única derrota en la primera vuelta, plantaron cara a los locales, que apenas encontraron fisuras en su rival. Intensidad no le faltó al inicio de los del 'Cholo', más aun sabiendo que el Madrid se había escapado provisionalmente. Sin embargo, el dominio de los madrileños no se traducía en grandes ocasiones.

Por ello, sin duda Simeone pidió más a los suyos en el vestuario, y una vez más, respondieron. El paso al frente en intensidad descolocó la zaga visitante y a los 10 minutos terminó por ser perforada. Villa, moviéndose mejor que en la primera mitad, bajó a recibir y asistió a la perfección a Costa. El internacional español desfondó a Colotto en la carrera y no falló ante Casilla.

Una vez más, Costa salía al rescate. La frescura física y de ideas después del duelo ante el Milan entre semana no era la óptima para los atléticos, aunque la entrada de Koke desde el banquillo ya había dado sus frutos. Con media hora por delante, el Espanyol no encontró a un solitario Sergio García, haciendo la guerra por su cuenta ante una defensa local con el estandarte en manos de Godín.

Apenas volvió a asomar el Atleti por la portería rival, pero aguantó bien el tipo para guardar tres puntos que le permiten seguir acechando al Madrid. Los de Aguirre, que se descuelgan de su sueño europeo, generaron más presión que ocasiones claras y finalmente no apartaron a los atléticos de su objetivo: seguir creciendo.