El Madrid asalta el liderato frente al Granada

El Real Madrid se ha llevado la victoria este sábado en el Santiago Bernabéu tras imponerse al Granada (2-0), en un encuentro dominado por el conjunto local y en el que los goles de Cristiano Ronaldo y Benzema sirvieron para que los blancos se alcen al liderato provisional de la clasificación de la Liga.

EP 25 de enero de 2014

De esta manera, el conjunto de Ancelotti se coloca como líder provisional de la Liga BBVA, aventajando en dos puntos al Barcelona y al Atlético de Madrid --con un partido menos--. Además, el otro dato positivo para el técnico italiano es la mejoría defensiva que ha experimentado el equipo en las últimas jornadas, que lleva sin encajar un gol desde su visita a Mestalla a finales de diciembre.

Antes de comenzar, el Bernabéu se adornó con 78.000 cartulinas doradas que recibieron a Cristiano Ronaldo, que ofreció su segundo Balón de Oro al público madridista. Todo parecía indicar que el encuentro sería una fiesta para los blancos, pero sin embargo el conjunto andaluz plantó más cara de lo que se esperaba.

El partido no fue fácil para los locales. El Granada no se amilanó y salió al campo con una valentía que le permitió plantar cara a uno de los tres grandes del fútbol nacional. Los de Lucas Alcaraz se plantaron muy bien en su campo, organizados y sin dar facilidades a un Madrid que llegaba a línea de tres cuartos sin intensidad, y que no fue capaz de traspasar la zaga visitante.

Con el paso de los minutos, la solidez granadina se fue desgastando, y el Real Madrid se fue acercando a la meta de Roberto. Benzema y Bale fueron los más activos en ataque, pero sin embargo fue Cristiano Ronaldo el que tuvo la mejor ocasión del partido al filo del descanso, con una espectacular chilena que salvó Roberto con una parada magistral.

A la vuelta de los vestuarios, el Madrid salió con otra intensidad muy distinta. Bale tuvo que ser sustituido por Jesé por culpa de un golpe que sufrió durante la primera mitad y el canterano se convirtió en un puñal para una zaga granadina que sufría para evitar las ocasiones locales. Finalmente, este cansancio dio lugar al primer tanto, obra de Cristiano, que abrió el marcador con un gran zurdazo ante el que Roberto no pudo hacer nada.

Con la ventaja, los madrileños se hicieron dueños del partido, y el Granada no volvió a aparecer por el verde del Bernabéu. Los de Ancelotti no bajaron el ritmo y prosiguieron con la búsqueda incansable del segundo gol hasta que lo encontraron, esta vez gracias a un Benzema que aprovechó una fenomenal asistencia de Marcelo para ampliar las distancias.

Aún hubo tiempo para ver más goles, pero el marcador no se volvió a mover. El Real Madrid cumplió su labor, ganó, se puso líder y metió presión a Barcelona y Atlético, que deberán ganar si no quieren perder las riendas de la Liga.