El 60% de los inmigrantes quieren vivir en España

El 57 por ciento de los inmigrantes que viven en España tienen pensado quedarse en el país, mientras tres de cada diez contemplan retornar al lugar de origen al cabo de un tiempo y un 6,7 por ciento tiene previsto hacerlo próximamente, según el estudio 'Claves de la Integración de los Inmigrantes en España', del que se desprende que seis de cada diez, sienten que los políticos les tratan peor que al resto de ciudadanos.

10 de diciembre de 2013

El 60% de los inmigrantes quieren vivir en España
MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El 57 por ciento de los inmigrantes que viven en España tienen pensado quedarse en el país, mientras tres de cada diez contemplan retornar al lugar de origen al cabo de un tiempo y un 6,7 por ciento tiene previsto hacerlo próximamente, según el estudio 'Claves de la Integración de los Inmigrantes en España', del que se desprende que seis de cada diez, sienten que los políticos les tratan peor que al resto de ciudadanos.

El trabajo, editado por Fundación SM y elaborado por los investigadores Antonio Gutiérrez Resa, Ileana Ligia Mihaila y el recientemente fallecido Pedro González Blasco, ofrece una "fotografía" de los inmigrantes que viven en España a partir de 2.349 encuestas realizadas en Madrid, Barcelona, Andalucía, Valencia y Murcia.

La imagen que describe es la de un colectivo heterogéneo (19% rumanos, 18,8% marroquíes, 9,4% ecuatorianos, 6,3% subsaharianos, 6,1% colombianos, 9,4% bolivianos y 16,9% con doble nacionalidad), compuesto en su mayoría por personas casadas, que políticamente se declaran de centro, tienen entre 25 y 49 años (75,7%), en casi la mitad de los casos han completado la Secundaria y se concentran principalmente en las provincias de Madrid (33,7%) y Barcelona (21,4%).

Aunque emigraron porque "había posibilidades de trabajo", el 72,6 por ciento cree que actualmente no se necesitan extranjeros en España. Con todo, la mayoría lleva más de 6 años viviendo en el país y quiere quedarse definitivamente, a poder ser, en la Comunidad Valenciana (70% lo eligen) o en Andalucía (65%).

En la actualidad, los inmigrantes se encuentran "bastante satisfechos de sus relaciones con los demás (88%), de la vida familiar (80%) y del trabajo o estudios (63%)", aunque sólo un 44% dice estarlo con su situación económica. Para más de la mitad, el trato que recibe de los nacionales es "amable o de confianza", aunque un 56,4% considera que la clase política "les trata peor que a los españoles".

Respecto a su situación en España, los encuestados creen que hay "muchos" inmigrantes y que entre una cuarta parte y la mitad carecen de permiso de residencia, la misma irregularidad en la que se encontraba en torno al 30 por ciento de la muestra, según han explicado los investigadores. "Muchísima gente ha perdido su tarjeta en vigor" al perder el empleo, ha apuntado Mihaila.

El 88 por ciento considera que las personas en situación irregular no tienen los mismos derechos que los demás en España y un 77 por ciento está a favor de que se regularice su situación, mientras un 17 por ciento apoya que se les exija volver a su país de origen.

Sobre el trabajo, una de las tres cuestiones que más preocupan a los extranjeros, junto a la calidad del empleo y la vivienda, el 52% considera que las condiciones laborales son peores para ellos que para los españoles, un 23% cree que son iguales y un 13 por ciento las ve "mucho peores".

Pese a ello, el 42,4 por ciento dice que ha cumplido "completamente o bastante" los objetivos con los que llegó a España, un 40 por ciento lo ha hecho "a medias" y el 15% los ha visto cumplirse "muy poco, nada o casi nada". El paro es para el 60%, la principal traba para integrarse en la sociedad española.

EL 99% HABLA CASTELLANO

En esta línea, los inmigrantes señalan el idioma autonómico (45%) y el español (40%) como los otros dos principales obstáculos para su integración. Sin embargo, el 99,1% habla castellano y el 93,4 por ciento lo escribe. Siete de cada diez estaría conforme con la inclusión de lenguas extranjeras más numerosas en los planes de estudio y el 88% ve positivo que españoles y extranjeros convivan en las aulas.

En general, los inmigrantes están "bastante satisfechos" con los servicios públicos españoles. La Sanidad es el más valorado (93,3%), seguido por la Educación (80,3%) y los servicios sociales (76%). Por contra, los menos valorados son los jurídicos (50%) y la política (35,1%) que ocupa el último lugar.

Sin embargo, cuando se trata de instituciones, conceden el mayor grado de confianza al sistema Educativo, a la Seguridad Social y al Ayuntamiento, que ocupa el tercer puesto con un 68% de extranjeros que dicen confiar bastante o mucho en su consistorio. El último lugar de confianza lo ocupan los sindicatos.

El informe aborda además otras cuestiones, como que el 42,3 por ciento de los inmigrantes son católicos y el 45% creyentes de otras religiones (25% musulmanes y 16,7% ortodoxos), o que un 37 por ciento está a favor de prohibir el velo en las escuelas, lo que Gutiérrez ha atribuido al interés de los extranjeros por mantener sus costumbres.

Sobre este asunto, el estudio refleja que para un 83,5%, su aportación cultural, económica y demográfica a la sociedad española es positiva, aunque nueve de cada diez procura mantener su lengua de origen y un 45% las tradiciones de su país.