UPyD reclama en el Congreso el voto de la diáspora vasca y navarra ante la inacción de Gobierno y PP

El grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que pretende que el Gobierno cumpla el compromiso que adquirió hace más de un año y reconozca el derecho de voto en el País Vasco y Navarra de aquellas personas obligadas a abandonar sus lugares de origen por la presión y la violencia de ETA.

17 de noviembre de 2013

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que pretende que el Gobierno cumpla el compromiso que adquirió hace más de un año y reconozca el derecho de voto en el País Vasco y Navarra de aquellas personas obligadas a abandonar sus lugares de origen por la presión y la violencia de ETA.

En su iniciativa, a la que tuvo acceso Europa Press, la formación magenta no sólo considera necesario permitir a los exiliados vascos y navarros por la presión de ETA a que ejerzan su derecho al sufragio en sus respectivas comunidades, sino que es fundamental que el Ejecutivo impulse medidas que neutralicen la "depuración" del censo electoral practicada por la banda terrorista "a base de asesinatos, extorsiones y presiones".

ES UNA "INJUSTICIA"

A su juicio, toda inacción en este campo sería tanto como "reconocer el éxito del terror" al haber modificado "en su beneficio" los censos electorales y haber privado de derechos fundamentales a numerosos vascos y navarros mediante "la estrategia del miedo y la coacción".

UPyD destaca los informes elaborados por el Instituto Vasco de Criminología o por el Defensor del Pueblo del País Vasco, así como las demandas realizadas en este sentidos por las asociaciones de víctimas, exigiendo el impulso institucional de distintas medidas para acabar con una "injusticia" que resulta "incompatible" con los principios y valores fundamentales de la Constitución y el Estado de Derecho.

Según subraya el partido magenta, los procesos de victimización "merecen" una respuesta pública "en línea con los estándares internaciones y los principios de verdad, justicia, reparación y memoria".

LA PROMESA SE QUEDÓ EN NADA

De ahí que UPyD apremie al Gobierno para que en un plazo de tres meses remita un proyecto del ley para el reconocimiento del derecho de voto de la diáspora vasca cumpliendo así con la promesa que realizó hace más de un año.

Según recuerda la iniciativa, fue el propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien expresó su voluntad de llevar a cabo una reforma de la Ley Electoral (LOREG) en este sentido hace más de un año sin que "todavía se hayan producido movimientos significativos por su parte".

Por aquel entonces, en plena campaña electoral en Euskadi, incluso el portavoz parlamentario de los 'populares', Alfonso Alonso, anunció como inminente el registro de la correspondiente iniciativa en el Congreso, si bien ésta nunca llegó a presentarse.

Desde el PP siempre han responsabilizado al PSOE de la falta de reforma y aseguran que fueron los recelos de los socialistas, cuya presencia consideran imprescindible dado que se trata de cambiar la Ley Electoral, los que impidieron dar el paso de presentar una iniciativa articulada.