Huelga de basuras en Madrid: el último problema de Ana Botella

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha insistido en que la huelga de empleados de limpieza en Madrid es un conflicto en el que el Ayuntamiento no tiene nada que ver, que atañe exclusivamente a trabajadores y empresas. No obstante, los días de huelga (más de una semana) acumulan la basura en las calles y acrecienta la presión ciudadana, que exige soluciones.

Qué.es 13 de noviembre de 2013

Tras más de una semana de huelga entre los empleados de la limpieza en Madrid, el conflicto no parece precisamente en vías de solución. La huelga indefinida, convocada ante un ERE para despedir a 1.000 trabajadores y bajar los salarios en un 40 por ciento, continuará mientras no se garanticen todos los empleos, según han declarado los sindicatos. De momento, los movimientos de las empresas ha ido en la dirección de reducir el número de despidos. Pero las 625 salidas que plantean en su última oferta se encuentran aún lejos de las pretensiones sindicales.

Mientra tanto, la alcaldesa de la ciudad Ana Botella, ha eximido de responsabilidad al Ayuntamiento, alegando que su responsabilidad es la de lograr el mejor precio para los servicios del Ayuntamiento. Además, al tratarse de un servicio externalizado, ha señalado que no puede intervenir. Eso sí, ayer anunció que descontará a las empresas hasta el último euro de los servicios mínimos que no se cumplan.

Desde el Ayuntamiento hoy han exigido formalmente y por escrito a las empresas adjudicatarias del servicio de limpieza viaria y jardinería el cumplimiento de los servicios mínimos recuerdan que han colaborado con la prestación de los servicios mínimos garantizando la salida de los trabajadores escoltados por la policía municipal. De hecho, se ha reforzado con más presencia policial la escolta de vehículos y trabajadores encargados de cumplir los mínimos, tanto con patrullas diarias, como con equipos de Unidades Centrales de Seguridad. En estas tareas se ha contado con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía.

CRÍTICAS A ANA BOTELLA

Las presiones al Ayuntamiento proceden del mismo Partido Popular. El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, cree que el Ayuntamiento de Madrid debe "presionar" a las empresas Sacyr-Valoriza, OHL-Ascan y FCC, concesionarias del servicio de limpieza viaria de la capital, para que lleguen a un acuerdo con los trabajadores que permita poner fin a la huelga que se está desarrollando desde hace más de una semana.

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, el 'popular' ha calificado de "deplorable" la imagen que Madrid está dando estos días, con montones de basura que se acumulan en las calles, y ha apelado a la "responsabilidad" de empresa y trabajadores para alcanzar un acuerdo.

No obstante, Martínez-Pujalte señala también la responsabilidad del Gobierno municipal en este conflicto laboral, e insta al equipo de Ana Botella a "tomar las medidas que sean necesarias". "Por supuesto el Ayuntamiento se tiene que preocupar y, en mi opinión, sin conocer el tema y sin ser del Ayuntamiento, creo que tiene una labor que hacer: presionar a la empresa para que dé una solución inmediata (al conflicto)", ha añadido.

La gestión de Ana Botella en esta huelga ha sido objeto de críticas incluso en la prensa internacional. Ayer el 'Frankfurter Allgemeine' cargó contra la alcaldesa en un durísimo artículo en el que achaca el problema a la deuda que arrastra la ciudad y señala que "la capital de España no tiene dinero para nada, ni siquiera para la limpieza de las calles". Y añadía que los madrileños no solo sufren las consecuencias de la huelga de basuras, sino de tener al frente del Ayuntamiento a la persona equivocada. "Esa persona es Ana Botella, la protegida, la mujer del expresidente José María Aznar", concluye el corresponsal alemán.