Ocho de cada diez griegos estiman justos los cargos criminales contra la cúpula de Amanecer Dorado, según sondeo

Ocho de cada diez griegos considera justos los cargos criminales presentados contra la cúpula de la formación neonazi Amanecer Dorado y más de la mitad se declaran satisfechos con la gestión de este caso realizada por el Gobierno, según un sondeo encargado por el diario heleno 'Typos Tis Kyriakis'.

13 de octubre de 2013

ATENAS, 13 (Reuters/EP)

Ocho de cada diez griegos considera justos los cargos criminales presentados contra la cúpula de la formación neonazi Amanecer Dorado y más de la mitad se declaran satisfechos con la gestión de este caso realizada por el Gobierno, según un sondeo encargado por el diario heleno 'Typos Tis Kyriakis'.

El 51 por ciento de los encuestados aprueba cómo el Ejecutivo del primer ministro, Antonis Samaras, ha manejado la ofensiva judicial contra Amanecer Dorado, mientras que el 35 por ciento no está satisfecho.

A consecuencia de la ola de detenciones contra muchos de sus más altos cargos, incluido su líder, Nikolaos Mihaloliakos, el apoyo popular a Amanecer Dorado ha reducido casi a la mitad, aunque persiste como tercera fuerza política del país.

De entre el diez y el trece por ciento recabado antes de los arrestos, la intención de voto a la formación ultraconservadora se ha desplomado hasta el 6,3 por ciento, según la encuesta elaborada por la empresa demoscópica RASS.

La detención de Mihaloliakos, de cinco diputados y decenas de miembros de Amanecer Dorado siguió a la muerte a puñaladas del rapero antifascista Pavlos Fissas a manos de un militante del partido neonazi. Por ahora, Mihaloliakos y tres de sus partidarios permanecen encarcelados.

Este hecho también evidenció la libertad e impunidad con la que actuaba los integrantes de Amanecer Dorado, proclives a actos violentos, debido al beneplácito de la Policía.

Amanecer Dorado aprovechó el desprestigio de los partidos tradicionales Nueva Democracia y Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) a causa de la crisis económica y financiera que golpea al país desde 2008 para auparse entre las tres principales fuerzas en el Parlamento de Grecia.