Público y empresarios del ocio nocturno piden una solución para fumar en los locales y mitigar así el ruido en calle

Otras causas principales del ruido nocturno son el crecimiento de las fiestas privadas en las casas y el botellón

28 de febrero de 2013

Público y empresarios del ocio nocturno piden una solución para fumar en los locales y mitigar así el ruido en calle
Otras causas principales del ruido nocturno son el crecimiento de las fiestas privadas en las casas y el botellón

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado los pasados carnavales a los habituales del ocio nocturno en distintas ciudades de España, incluida Madrid, muestra la voluntad del público de apoyar las campañas de concienciación y la necesidad de encontrar una solución al problema de los fumadores como formas para mitigar el ruido nocturno.

Ante estos datos, la Plataforma del Ocio y Turismo de Madrid y la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) ha insistido en un cambio de la Ley Antitabaco que permita a sus locales establecer zonas acotadas y con extractores de humo para poder fumar en el interior de estas cabina y evitar así que los fumadores salga continuamente a fumar a la calle y sus concentraciones provoquen ruidos nocturnos a los vecinos.

En declaraciones a Europa Press, uno de los portavoces de la plataforma, Vicente Pizcueta, ha pedido a la Comunidad que apoye este iniciativa, al igual que lo ha defendido con Eurovegas. "Parece muy difícil separar estos dos tipos de ocio. Queremos ir junto a la Administración autonómica en este aspecto y evitar una doble vara de medir", ha indicado.

En el Estudio Nacional sobre la Percepción del Ruido en el Ocio Nocturno se han realizado un total de 1.548 encuestas en nueve ciudades españolas, entre ellas Madrid. De hecho, en la capital se han realizado algo más de 700 encuestas y la media de edad del público de las zonas de ocio de Madrid es de 26 años sensiblemente inferior a los 29,69 años de edad de media en el resto de ciudades.

El estudio refleja que el problema del ruido nocturno es percibido como algo importante para el público de las zonas de ocio alcanzando una puntuación en Madrid de 7,12 (en una escala del 1 al 10), una décima inferior a la media nacional.

Con respecto a las causas del ruido el público de las zonas de ocio de las diferentes ciudades en las que se ha realizado el estudio y los jóvenes madrileños en particular, son incapaces de identificar con claridad las causas del ruido, asignando puntuaciones inferiores a 5 en una escala del 1 al 10.

En cualquier caso el ranking de las principales causas del ruido, lo encabeza el ruido del botellón seguido de las concentraciones de público en las puertas de los locales --derivadas de la salida a fumar a la calle a raíz de la Ley Antitabaco-- y el tráfico nocturno.

En relación a las conductas que el público estaría dispuestos a modificar para evitar el ruido y las molestias, el ranking lo encabeza la preocupación por no dejar basuras ni ensuciar la calle, con una puntuación de 7,45; apoyar las campañas de concienciación, puntuado con un 7; no gritar, con un 6,75; y no entorpecer las dobles puertas de los locales 6,70.

En el lado negativo hay que destacar la resistencia de los encuestado a no montar fiestas en las casas, que suspende con 3,92 sobre 10. Según la encuesta de calidad acústica de 2011 realizado por AECOR, el ruido provocado por los propios vecinos en las viviendas era el más molesto en los hogares para el 54,6 por ciento.

A la pregunta sobre cuáles son las medidas que permitirían reducir el problema del ruido por la noche, la identificación de las mismas alcanza la nota más alta del estudio con un valor de 6,5 (algo inferior a la nota nacional del 6,72) en una escala de 1 a 10.

En este campo las medidas que reciben un mayor apoyo son las de impulsar y promover campañas de concienciación sobre el necesario respeto a los demás, que alcanza la puntuación mas alta del estudio con un 7,85, seguido de la necesidad de crear zonas de fumadores que no molesten a los vecinos 7,72, y de mejorar los servicios de transporte y limpieza por las noches con un 7,6. En el lado contrario se encuentra la persecución del botellón, que sólo recibe una nota de 3,47 sobre 10.

La Plataforma de Ocio y Turismo de Madrid y la Federación Española de Hostelería y Restauración ha destacado, como balance de esta encuesta, que el debate social sobre el ruido nocturno está calando en los ciudadanos y por ello también en el público usuario de las zonas de ocio.

Consideran, teniendo en cuenta que la edad del publico es inferior a la media nacional, que tanto la percepción de las causas del ruido como los cambios en los hábitos de conductas obtienen una puntuación ligeramente inferior a la media nacional.

"Afortunadamente la voluntad de implicarse y concienciarse a la hora de actuar empieza a ser importante, pero para lo cual se reclaman a la Administración campañas y programas de concienciación y una mayor dotación de servicios públicos en el ocio nocturno y que se busque alguna solución a los fumadores en el ocio nocturno para reducir el problema de ruido que provocan en la calle", han indicado las entidades.

Por último, la Plataforma y la FEHR ha subrayado el éxito de participación en la campaña de concienciación 'Disfruta del Carnaval, por un carnaval cívico y responsable', que ha contado con la colaboración de 35 asociaciones hosteleras, lo que ha permitido que la campaña estuviera presente en todas las comunidades autónomas "y que haya conseguido un impacto directo sobre millones de españoles que han conocido los mensajes de la campaña a través de los locales situados en las zonas de ocio de las principales capitales españolas".

La campaña 'Disfruta del Carnaval, por un carnaval cívico y responsable', promovida por la Federación Española de Hosteleria a nivel nacional, fue posible gracias a la colaboración de Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Sociedad Española de Acústica (SEA), Federación Nacional de Bebidas Espirituosas (FEBE) y la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (ANFABRA).