Mapa de los atentados de ETA en Madrid más significativos

Para consultar el mapa mueve el cursor sobre el mismo. Las diferentes 'chinchetas' azules son los atentados más significativos de ETA y al pinchar sobre las mismas podrás ver la historia y consecuencias de cada uno

David García / Íñigo Rodríguez 2 de noviembre de 2011

Aluche, Puente de Vallecas, República Argentina, López de Hoyos o Claudio Coello. Todas tienen un punto en común: la barbarie de ETA. Madrid, siempre en el punto de mira de los terroristas, ha sufrido en 33 años un total de 52 atentados (28 de ellos fueron con explosivos) que se llevaron por delante la vida de 126 inocentes.

Los primeros, en 1973, Carrero Blanco y las dos personas que le acompañaban en el coche. Los últimos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, en el atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas en 2006.

Los más significativos puedes verlos pinchando aquí.

Más de tres décadas de sangre en atentados con víctimas mortales, pero tampoco debe caer en el olvido el miedo de los madrileños durante ese tiempo, los sustos en forma de desalojos (centros comerciales, Santiago Bernabéu) o la respuesta en la calle de los madrileños en forma de manifestaciones, como la de Miguel Ángel Blanco.

ETA mató en nuestras calles a 57 militares, 34 policías o guardias civiles y a 45 civiles. Entre estos últimos se encuentran jueces, conductores de autobús, funcionarios del Estado, deportistas, ciudadanos checos, americanos, ecuatorianos y hasta un niño de tres años.

En cuanto a sexos, la banda terrorista mató a 11 mujeres y a 115 hombres. La mayoría de estas 11 mujeres eran civiles que se encontraban en los lugares de los atentados con coche bomba, como la que murió en el atentado contra José María Aznar.

Los años 80 fueron los más duros en cuanto a víctimas se refiere en toda España. En nuestra ciudad, 1986 fue el año más sangriento con 22 víctimas, seguido de 1979 con 14. Entre 1973 y 2006 hubo años sin víctimas, como 1983 o 1990.

Algunos lugares de Madrid estarán siempre ligados a los atentados de ETA. Su huella se ha quedado en forma de monumento en algunos casos, como en la República Dominicana (en la imagen) o en Peña Prieta en Vallecas; o en forma de placa, como en Claudio Coello en memoria del atentado contra Carrero Blanco o en la T-4.

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: