Blanco y negro y color se combinan con la vida cotidiana en las 83 fotos de Schommer de un libro sobre Metro

El fotógrafo Alberto Schommer presentó hoy su último trabajo, un libro que titulado 'Metro', recoge 83 fotografías que combinan el blanco y negro y el color para mostrar la vida cotidiana de algunos de los miles de viajeros que cada día utilizan la red del suburbano madrileño, y que se ha editado con motivo de la celebración del 90 aniversario del Metro en la capital.

27 de abril de 2010

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El fotógrafo Alberto Schommer presentó hoy su último trabajo, un libro que titulado 'Metro', recoge 83 fotografías que combinan el blanco y negro y el color para mostrar la vida cotidiana de algunos de los miles de viajeros que cada día utilizan la red del suburbano madrileño, y que se ha editado con motivo de la celebración del 90 aniversario del Metro en la capital.

Desde imágenes con las estaciones más modernas, como la de Chamartín, con la cascada de luces azules, o la de Arganzuela Planetario, con su mapa del distrito y la gran bola planeta presidiendo las instalaciones, el fotógrafo ha captado besos, manos, subidas y bajadas, todos los gestos y movimientos con los que cualquier usuario puede sentirse identificado.

La publicación, según explicó la Comunidad, se ha realizado con la intención de plasmar las imágenes más representativas y a la vez los momentos más íntimos del suburbano y de aquellos que lo utilizan cada día. De ahí, que podamos ver a varias parejas de la mano, usuarios que comparten barra sin conocerse de nada o cara de sueño a primera hora de la mañana.

Alberto Shommer indicó que este libro fotográfico se trata de un "trabajo muy especial" pues ha intentado "retratar un mundo subterráneo donde se mueven cientos de miles de personas". "Se creó para ayudar y facilitar la vida diaria y he observado lo complejo y admirable de su magnífica organización", apuntó.

Además, indicó que ahora que conoce los grandes metros del mundo, incluido el de Moscú, "con sus grandes bóvedas", puede decir que el de Madrid "es el más bello y funcional". "No lo dudo", insistió el artista, quien señaló que se siente bien por haber admitido "este reto" pues, en su opinión, hay que estar "muy lúcido para poder meterse entre los vagones y captar a la gente sin que se diese cuenta".

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, apuntó, por su parte, que se trata de un libro "dedicado a una de las principales señas de la Comunidad: el Metro de Madrid" y recordó cómo cuando llegó el autor a la capital, en los años 60, el suburbano tenía 58 kilómetros y hoy más de 300, con cerca de 2 millones de desplazamientos.

"Son 83 fotos que reflejan la realidad de un día cualquiera y la vida cotidiana de muchos madrileños en estos primeros años del siglo XXI", señaló, al tiempo que manifestó que tenían "todo el interés del mundo" en que hiciera Shommer este trabajo porque Metro cumple 90 años de Metro". Así, destacó el mérito del fotógrafo, que cultiva "una de las manifestaciones de arte en la que es más difícil alcanzar el reconocimiento, lo cual da más valor a su prestigio internacional".

En la presentación del libro, también intervino el delegado de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, quien destacó que el autor, después de que hace diez años publicase un libro sobre Madrid, "vuelve para meterse bajo tierra" y para contar y adentrarse "en el suburbano convencido de que el Metro es el fiel reflejo de lo que ocurre en superficie".

"No podemos entender el Madrid del siglo XX y siglo XXI si no conocemos nuestro Metro", señaló Calvo, quien indicó que son muchas personas anónimas las que han integrado el Metro en su devenir diario y que han sido elegidas "por el objetivo de la cámara para reflejar la sociedad versátil y actual". "Manos, miradas, pasos, gestos, bostezos... todos se van a ver reflejados en las imágenes", apostilló.

El autor ha capturado instantáneas que reflejan los detalles que cotidianamente asaltan al viajero en sus desplazamientos. A través de ellas, Metro quiere revelar escenas que se llevan repitiendo desde su inauguración en 1919 pero que van cambiando en los detalles particulares de cada viajero y en los generales de las estaciones. Aquí, los protagonistas también son los viajeros, con sus pequeños detalles.

Schommer está considerado uno de los grandes maestros del retrato, en el que se inició en 1972 y cuenta, entre otras cosas, con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Lleva 40 años dedicado a este mundo y de ello dan testimonio álbumes como 'El viaje', 'Autobiografía de un madrileño' o 'Madrid XXI'.