El Director de Comunicación de Lopesan alerta que pronto volveremos al debate sobre las debilidades del destino canario

La participación de Lopesan en la 52º edición de la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB) sigue su marcha a buen ritmo de acuerdo a su intensa agenda comercial para seguir consolidándose en el mercado Datch (Alemania, Austria y Suiza).

Pepe Rodríguez 8 de marzo de 2018

La sensación generalizada que se percibe tras el segundo día de feria es la de estar "al final de un ciclo que nos ha llevado ya a tocar techo". Así ha definido Francisco Moreno, director de Comunicación, el panorama actual del destino canario. En este contexto, el sector sigue arrastrando los mismos problemas que ya se detectaron en 2010: una planta obsoleta y un bloqueo administrativo que no permite la modernización de la planta hotelera actual. A tenor de la situación generada por la Primavera Árabe y otras circunstancias que han generado el desvío de turistas a Canarias, el destino ha obviado "el declive en el que nos encontramos desde hace tiempo", criticó Francisco Moreno.

En paralelo a esta parálisis, en la última semana, Lopesan ha vivido acontecimientos muy importantes. Con la construcción del nuevo resort Lopesan Costa Bávaro, el Grupo da un paso clave en su trayectoria al expandir la marca Lopesan fuera de Canarias. Aunque hace pocos días la compañía celebraba el acto de "la primera piedra" en el destino dominicano, el proyecto de construcción del nuevo hotel se inició el pasado septiembre de 2017. En alusión a los avances de la obra, Francisco Moreno comentó que "se encuentra muy desarrollada". Y es que en el país caribeño "se trabaja intensamente las 24 horas del día", confesó. A día de hoy, ya se ha completado la estructura de lo que será el edificio principal del hotel además de toda la zona industrial. Esta agilidad con la que avanzan las obras evidencia "la voluntad política y administrativa para progresar. Allí se ha conseguido en 8 meses lo que aquí no se ha hecho en 8 años", comentó Moreno.

La normativa relativa a los planes urbanísticos en República Dominicana es igual de garantista y exhaustiva que la que existe en Canarias, pero "la diferencia es la voluntad política y administrativa antes mencionada para desarrollar los proyectos que aquí no existe. Actualmente hay 600 trabajadores desarrollando la construcción del resort y posteriormente, cuando se produzca la inauguración, generará la contratación de un millar de trabajadores para la propia explotación del hotel", explicó Moreno.

El masterplan desarrollado para la zona donde se ubica el nuevo resort contempla la construcción de un segundo establecimiento de 1.500 habitaciones. En total, cuando concluyan todos los trabajos, el Grupo contará con 2.500 habitaciones en el destino dominicano y habrá realizado una inversión cercana a los 400M€. Mientras tanto, siguen paralizados los proyectos de inversión previstos para Canarias. "Son más de 1.000M€ en inversiones que no se han podido desarrollar y que de momento siguen metidas en un cajón", como son el del puerto deportivo, la ampliación del Lopesan Villa del Conde o el hotel balinés, entre otros. Francisco Moreno concluyó asegurando que "todos estos proyectos que no se han hecho realidad estarían provocando un impacto en el empleo de 2.000 trabajadores de forma directa o 2.5000 trabajadores de forma indirecta a través de la oferta complementaria que se generaría en la zona. Estaríamos devengando entre 40 y 50M€ anuales en impuestos que estarían financiando directamente la Sanidad y la Educación de todos los canarios".