El Ayuntamiento comienza las obras de conexión del barrio de San Nicolás con la Avenida Primero de Mayo

El proyecto consiste en la construcción de una escalera que servirá para conectar San Nicolás con la prolongación de Primero de Mayo, salvando el desnivel de 14 metros existente entre los dos barrios.

La segunda parte del proyecto consistirá en la recuperación de un espacio de 7.000 metros cuadrados donde se creará un equipamiento deportivo y una zona verde.

Alberto Rodríguez 7 de febrero de 2018

El Ayuntamiento comienza las obras de conexión del barrio de San Nicolás con la Avenida Primero de Mayo
San Nicolás, Las Palmas de Gran Canaria.

La Concejalía de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha iniciado las obras que servirán para conectar de la parte baja del barrio de San Nicolás con la Avenida Primero de Mayo, a través de la calle Bernardino Correa Viera.

El proyecto de equipamientos en el barrio de San Nicolás, en su Fase I, consiste en la construcción de una escalera que servirá para conectar San Nicolás con la prolongación de Primero de Mayo, salvando el desnivel de 14 metros existente entre los dos barrios. Las obras también contemplan la creación de tres muros de contención, así como la construcción de aceras en la calle bernardino Correa, que permitirán el tránsito peatonal desde el intercambiador situado al final de la vía hasta la escalera/calle Pambaso y la instalación de 15 plazas de aparcamiento.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que "la transformación de la parte baja del barrio de San Nicolás que está llevando a cabo el grupo de Gobierno, comenzó con el arreglo de la calle Álamo. Una vez terminada es primera fase, continuamos ahora con la conexión con Primero de Mayo y el acondicionamiento del terreno para construir en una tercera fase un espacio deportivo de 7.000 metros cuadrados".

"Volvemos a demostrar que estamos dando respuesta a las demandas que nos hacen los vecinos en barrios en los que poco o nada se ha invertido en los últimos años. Además de mejorar la accesibilidad, sumando las peticiones de organizaciones sociales como la Fundación Farrah que ha participado en el proyecto, creamos una zona verde con equipamientos deportivos, con la idea de conectar este espacio con el Pambaso y el barranco del Guiniguada, lugar en el que hemos habilitado un sendero peatonal y ciclista", ha aseverado Doreste.

Las obras incluyen la pintura en los muros de contención de las típicas casas terreras de colores del barrio con el objetivo de integrar la actuación en un entorno como el de San Nicolás. El proyecto, que se desarrollará sobre una superficie de 1.856 metros cuadrados, y que también contempla la instalación de alumbrado público, pluviales y riego, está financiado con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) mediante una inversión de 875.777 euros en esta primera fase. Los trabajos tienen un período de ejecución de cinco meses.

La II Fase del proyecto consistirá en la recuperación de un espacio de 7.000 metros cuadrados divididos en dos parcelas. Por un lado, una de 4.700 metros cuadrados donde se creará un equipamiento deportivo y la reconversión de un antiguo depósito de agua en una zona para que los jóvenes practiquen skateboarding. Y una segunda parcela de 3.000 metros cuadrados que será una zona verde en la que se conservarán las palmeras que hay en el lugar.

El Ayuntamiento culminó en 2016 la construcción de un muro de contención de 100 metros de longitud en la calle Álamo en el barrio de San Nicolás, y la urbanización de vía mediante una inversión de 399.477 euros. El área de Urbanismo también urbanizó en el mismo año la calle Traera Guadiana en la parte alta del barrio por un importe de 178.773 euros.