El Cabildo de Gran Canaria inicia el expediente para el acondicionamiento de la carretera de Moya con 2,4 millones

Incluye nuevos muros de contención, la repavimentación del firme y la colocación de una nueva barrera metálica de seguridad
Se ampliará el ancho de la calzada y se construirá una acera pavimentada
Ángel Víctor Torres destaca que la obra dotará de mayor seguridad y comodidad a la vía

Pepe Rodríguez 6 de diciembre de 2017

El Cabildo de Gran Canaria inicia el expediente para el acondicionamiento de la carretera de Moya con 2,4 millones
Una de las vías a retocar

El Cabildo de Gran Canaria ha iniciado el expediente para la adjudicación de las obras de acondicionamiento de un tramo de la carretera de acceso a Moya por el Norte (GC-75) con un presupuesto de 2,4 millones de euros, informa el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

Las obras incluyen la construcción de nuevos muros de contención, la repavimentación y refuerzo del firme en un tramo de unos 1.300 metros, y la colocación de una nueva barrera metálica de seguridad.

"Con esta actuación, junto a la que llevamos a cabo en el mes de junio de estabilización de taludes y mallado, reforzamos notablemente la seguridad además de que aportará comodidad tanto a los conductores como a los peatones", añadió el también vicepresidente primero.

El proyecto incluye la ampliación del ancho de la calzada en 1,5 metros para favorecer el tráfico, y además se construirá una acera pavimentada de 1,7metros de ancho 750 metros de longitud con una barandilla de casi 900 metros, para facilitar el tránsito seguro de los peatones.

La Consejería de Obras Públicas llevará a cabo otras actuaciones complementarias dirigidas a una mejorar la seguridad como la limpieza de márgenes, mejora del drenaje con la ejecución de cunetas en un tramo de 465 metros, y la señalización o balizamiento.

Las obras se realizarán en horario diurno con cierres parciales al tráfico y siempre se garantizará el acceso a los residentes en las viviendas contiguas a la vía, que tiene un tráfico medio de 1.985 vehículos diarios.

En línea con los objetivos de la Consejería de Obras Públicas e Infraestructuras de causar las menores molestias en cada actuación, solo durante determinadas fases de la obra será necesario cerrar la vía al tráfico, momento en el que lo conductores podrán acceder por la carretera de Cabo Verde (GC-752).

Esta obra, tal y como manifiesta Ángel Víctor Torres, se suma a la que el Cabildo llevó a cabo el pasado mes de junio con la estabilización de 11 taludes y el mallado de las laderas en el tramo de El Pagador al cruce de Cabo Verde y Los Dragos con 358.000 euros, y que ha dado respuesta a una antigua demanda municipal ante la continua caída de piedras y desprendimientos en épocas de lluvias.