Santa Cruz será la primera ciudad canaria con una vía 100% sostenible energéticamente

El tramo de 3,5 kilómetros que va entre el Palmetum y Paso Alto se alimentará en exclusiva con fuentes de energías renovables para ahorrar emisiones de CO2

El proyecto, considerado entre los más importantes en espacios urbanos de todo el país, se ejecutará en 2018 con una inversión de 1,5 millones de euros

El alcalde señala que la instalación es un nuevo paso en la senda que transita la ciudad para alcanzar la sostenibilidad

Pepe Rodríguez 3 de diciembre de 2017

Santa Cruz será la primera ciudad canaria con una vía 100% sostenible energéticamente
Presentación de la actuación en la vía capitalina

Santa Cruz será en 2018 la primera ciudad canaria en disponer de una vía 100% sostenible desde el punto de vista energético. Este proyecto transversal de distintas áreas municipales, impulsado desde 2015 por la Fundación Santa Cruz Sostenible, posibilitará que el tramo de 3,5 kilómetros comprendido entre el Palmetum y Paso Alto, en pleno corazón litoral de la capital, se alimente en exclusiva con fuentes de energías renovables para ahorrar en emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.


El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúez, presentó hoy los detalles de la iniciativa, junto al cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Púbicos, Dámaso Arteaga; el sexto teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez; el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, y el redactor del proyecto, Julián Monedero.
Bermúdez recordó que el Ayuntamiento viene trabajando desde hace varios años, especialmente a raíz de la firma del denominado Pacto de los Alcaldes, en materia de sostenibilidad, y que este proyecto surge como una iniciativa más de esa política.


"Se trata de un proyecto demostrativo de lo que podemos luego desarrollar en otros puntos de la ciudad y muy importante en cuanto a la defensa de un modelo energéticamente más sostenible", dijo

El alcalde consideró también especialmente adecuada la elección de esta vía, porque por ella transitan no solo vehículos sino miles de personas que disfrutan del entorno.


A este respecto, confió en que durante el próximo año esté ya ejecutado el proyecto, "que además no provocará perjuicios a los ciudadanos porque la obra civil no será de gran envergadura".


Carlos Correa destacó la coordinación entre las diferentes áreas municipales para la concreción de un proyecto que entronca no solo con los objetivos municipales en materia de sostenibilidad energética, sino también del cumplimiento de los compromisos a nivel europeo, en los que se está avanzado muy adecuadamente.


Díaz Estébanez, por su parte, subrayó que se trata de una iniciativa "que el Ayuntamiento ha tomado desde su origen y que va a desarrollar en solitario hasta su ejecución" y valoró su carácter "ejemplarizante". Con éstas y otras iniciativas similares, "nos ponemos en la primera división de las ciudades inteligentes y sostenibles", dijo.


Dámaso Arteaga puso el acento en el "importante salto que estamos dando, puesto que ya no solo trabajamos para el ahorro energético sino también para la producción de energías limpias en la prestación de los servicios públicos municipales".


Inversión de 1,5 millones de euros


Esta iniciativa, considerada entre las más importantes en materia de sostenibilidad y eficiencia energética de cuantas se desarrollan en espacios urbanos de todo el territorio nacional, ha sido diseñada por la empresa Dobon's Technology SL y se ejecutará durante un total de cuatro meses del próximo año, con una inversión de 1,5 millones de euros.


La apuesta, absolutamente pionera en el Archipiélago, consiste en suministrar el consumo energético de uno de los principales ejes viarios de Santa Cruz -el comprendido por las avenidas Constitución, Marítima, Francisco La Roche y Anaga- mediante fuentes de energías renovables.


El tramo en el que se desarrollará esta iniciativa constituye, además, un lugar emblemático y muy transitado al ser uno de los principales trazados elegidos por la ciudadanía de la capital para realizar actividades lúdicas y deportivas al aire libre.

 Su localización, muy próxima a la estación de cruceros, hará que el proyecto sea también visible para los que nos visiten.


Para conseguir el objetivo propuesto de producir el 100% de la energía eléctrica necesaria para alimentar tanto el alumbrado público como la señalética viaria de tráfico, se instalarán paneles fotovoltaicos y aerogeneradores minieólicos en los aparcamientos del Parque Marítimo César Manrique. Los primeros, con una potencia total de 337,5 kilovatios pico (kWp) estarán situados en la parte superior de unas marquesinas que, además, proporcionarán sombra a los vehículos estacionados en la zona. Los aerogeneradores, por su parte, contarán con una potencia total de 18 kW (kilovatios).


Además, en los propios aparcamientos, el proyecto también incluye la instalación de 13 puntos de recarga para vehículos eléctricos (10 de recarga semirápida y 3 de recarga rápida). Esto permitirá suministrar energía verde a los usuarios que apuesten por el uso de estos vehículos de cero emisiones de CO2, con lo que Santa Cruz redobla su apuesta para fomentar la movilidad sostenible en la capital.


Los sistemas propuestos compartirán un sistema de monitorización que permitirá conocer, en tiempo real, tanto el consumo de energía total como la energía renovable generada por los dispositivos, con lo que el proyecto ofrecerá una difusión absolutamente transparente a la ciudadanía de sus beneficios. 


Según los cálculos de los ingenieros que han realizado esta iniciativa, las instalaciones renovables que se pondrán en marcha permitirán el ahorro de 489.176 kilovatios hora (kWh) al año. Esta cifra es el equivalente al consumo de estas tres vías o de 150 hogares. Las previsiones, una vez que el proyecto esté funcionando, son las de ahorrar un total de 379,3 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.


Pacto de los alcaldes


El proyecto de esta vía 100% sostenible se enmarca dentro del protocolo que Santa Cruz mantiene con la Unión Europea como ciudad integrante del programa denominado Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, al que la capital se adhirió en 2013. 


A través de este proceso, el Ayuntamiento contribuye a mitigar el cambio climático, cumpliendo con la legislación medioambiental y energética presente y preparándose para escenarios futuros de carácter restrictivo. 


También promueve el incremento de la calidad de vida de sus habitantes y preserva el medio ambiente para las generaciones futuras a través de la reducción del consumo energético y de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, los costes económicos asociados y las emisiones de gases de efecto invernadero. El Pacto de los Alcaldes ha sido suscrito por 4.887 ciudades europeas, de las cuales 1.318 se corresponden con municipios españoles y siendo 18 de ellos de Canarias.