El Ayuntamiento concluirá la construcción de la pasarela del Puerto Onda Atlántica en verano del 2018


La actuación supondrá mejorar la conectividad y accesibilidad entre el puerto y la ciudad

Los trabajos consistirán en la creación de una pasarela paetonal de trazado curvilíneo de 283 metros de longitud, que conectará la zona del mercado del Puerto con el Muelle Sanapú de forma aérea sobre la GC-1

Pepe Rodríguez 19 de noviembre de 2017

El Ayuntamiento concluirá la construcción de la pasarela del Puerto Onda Atlántica en verano del 2018
Infografía de la pasarela a la altura del Mercado del Puerto

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha encargado a la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística (GEURSA), el proceso de licitación por un valor de 3.272.200 euros de la construcción de la pasarela del Puerto Onda Atlántica.

Así lo ha asegurado el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, que ha señalado que las obras podrían comenzar previsiblemente en febrero del próximo año. El proyecto, diseñado por los ganadores del concurso público, los arquitectos Javier Haddad y Ramón Checa, consistirá en la creación de una pasarela peatonal de trazado curvilíneo de 283 metros de longitud, que conectará la Plaza Alcalde Manolo García, situada junto al Mercado del Puerto con el extremo norte del Muelle Sanapú de forma aérea sobre la GC-1.

Doreste ha asegurado que "este importante proyecto, que estará finalizado, previsiblemente, a lo largo del verano del 2018, además de mejorar la conexión y la accesibilidad entre el Puerto y la ciudad, contribuirá a facilitar el acceso de los turistas de cruceros que llegan al litoral pero no se deciden a entrar en la ciudad. Esta nueva pasarela acercará a esos turistas a grandes atractivos de la capital como la playa, el barrio de La Isleta o el Mercado del Puerto".

La pasarela se construirá sobre una estructura metálica, revestida mediante chapa estructural de acero, junto a una losa de hormigón que sirve de base de cimentación de la estructura. El viaducto, que cuenta con una superficie construida de 1.801 metros cuadrados, tiene 6,24 metros de ancho, de los cuales tres son transitables, y una altura de 3,12 metros. En el tramo de la plataforma que discurre sobre la GC-1, la pasarela alcanza una altura de 5,5 metros. El Ayuntamiento instalará 100 metros cuadrados de paneles solares que generarán la electricidad necesaria de las luces led de bajo consumo que se se colocarán a lo largo de la pasarela.

El desarrollo de la estructura se limita a cinco apoyos de contacto con el suelo, dos empotramientos sobre pilastras de hormigón y tres apoyos sobre soportes de hormigón en forma de 'Y', que se asemejan a las cunas que se usan para apoyar los barcos cuando están varados. La superficie de la pasarela, por la que podrán circular personas y bibicletas, tendrá una pendiente del seis por ciento, respetando las directrices de accesibilidad. Teniendo en cuenta que el plazo de ejecución de la obra es de seis meses, los trabajos podrían estar acabados a lo largo del verano del año 2018.

La financiación de la obra, 3.272.200 euros, que se ha incrementado con respecto al presupuesto inicial debido a las modificaciones que han sido introducidas en el proyecto debido a las peticiones realizadas por el Cabildo y la Autoridad Portuaria, ha sido consignada con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN).

Los diseñadores del proyecto se decantaron por una idea inspirada en la industria naval, descartando la tornillería en la estructura y apostando por el acero como material principal ya que de esa manera se garantiza unos 15 años de buena salud del viaducto sin problemas de conservación o mantenimiento.