El Ayuntamiento acuerda potenciar las medidas que permitan avanzar en la erradicación de la pobreza

El pleno aprobó la proposición, con motivo de la conmemoración, el pasado 17 de octubre, del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Pepe Rodríguez 4 de noviembre de 2017

El Ayuntamiento acuerda potenciar las medidas que permitan avanzar en la erradicación de la pobreza
Imagen de archivo

El pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó hoy una proposición que aboga por la adopción de medidas para lograr la erradicación de la pobreza, ya que millones de personas en el mundo mueren cada año víctimas del hambre o de alguna de las otras múltiples caras de la miseria.

Esta declaración, con motivo de la conmemoración el pasado 17 de octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, recuerda que "nuestro Ayuntamiento ha impulsado el Plan de Rescate Social y posteriormente el Plan Integral de Personas sin Hogar 2017-2021, por lo que debemos seguir profundizando en las medidas que en ellos se recogen e involucrar al resto de administraciones públicas para conseguir que dichas medidas sean lo más efectivas posibles", se recuerda en la proposición aprobada.

Según el texto, el Ayuntamiento acuerda desarrollar en el plano gubernamental, políticas coherentes con la defensa y el ejercicio pleno de los Derechos Humanos, cumpliendo compromisos internacionales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los protocolos de Derechos Humanos, las Convenciones de la Organización Internacional del Trabajo o el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, entre otros.

Esta cuestión, se recuerda en el texto, es necesario que se inicie de manera real e inmediata, de cara a un cambio de rumbo y el cumplimiento de los derechos fundamentales, lo que conlleva a una serie de obligaciones como destinar un porcentaje significativo de la Renta Nacional a la Ayuda al Desarrollo, "ya que la cooperación al desarrollo tiene que seguir siendo una política social que promueva a nivel global la dignidad, la calidad de vida y el bienestar de las personas que sufren las consecuencias de la pobreza", se recuerda.

El texto pide que los recursos públicos sean gestionados con responsabilidad, coherencia y transparencia, garantizando en los presupuestos públicos los recursos para unos servicios sociales básicos de calidad.

También se aboga por la implementación de medidas que avancen hacia la completa erradicación de los paraísos fiscales y la lucha contundente contra el flujo ilícito de capitales. "A corto plazo es imperativo actuar decididamente contra la impunidad y la opacidad y para ello debe desarrollarse una fiscalidad justa y equitativa, con un sistema tributario y un gasto público que redistribuyan la riqueza y combatan las desigualdades", se apunta.

Además, se defiende poner freno el avance desmedido de la desregulación de los mercados, por los efectos que esto tiene en el mundo entero aumentando las desigualdades y la pobreza.

Otro de los compromisos pasa por apoyar las iniciativas que se desarrollen con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social desde los colectivos, instituciones, Plataforma Pobreza Cero y la Red de Escuelas Solidarias, que desarrollan acciones de concienciación, denuncia y condena de la desigualdad.