NC culpa del mayor nivel de pobreza a la "inacción" del Gobierno canario y a la política de la austeridad

Román Rodríguez y Luis Campos contraponen sus iniciativas para mejorar los servicios públicos, una política fiscal progresiva y para anular reforma laboral

Pepe Rodríguez 30 de octubre de 2017

Nueva Canarias (NC) mañana, en el pleno extraordinario y monográfico, culpará a la "inacción" del Gobierno canario y a las políticas de la austeridad de tener el mayor nivel de pobreza y de desigualdad social del Estado. Los nacionalistas de izquierdas contrapondrán sus iniciativas en contra de la política de los recortes en el gasto público, a favor de la mejora de los servicios públicos esenciales (sanidad, educación y servicios sociales) y por la derogación de la reforma laboral. Nueva Canarias demandará al Ejecutivo de CC, presidido por Fernando Clavijo, que "baje, de una vez, al terreno de las personas y de sus problemas para comprometerse con recursos públicos, de forma efectiva y firme en la lucha contra la exclusión".

El portavoz adjunto de NC, Luis Campos, afirmó hoy que el dato del 44,6% de la población canaria en riesgo de pobreza es "tan duro como exigente la responsabilidad" a los mandatarios canarios de los últimos 10 años (CC, PP y PSOE) quienes, con sus recetas de recortes y de austeridad, "han agrandado la envergadura del problema más grave que hoy tiene la sociedad canaria por la inacción" del Gobierno canario.

Es "tan pobre alguien que no logra cubrir sus necesidades básicas" con su salario como aquella persona "sin acceso" a los servicios básicos por los recortes decididos en sanidad, educación y los servicios sociales y, sin opciones a una vivienda pública "porque no se ha hecho nada", denunció Campos. El portavoz adjunto de los nacionalistas de izquierdas dijo que esta realidad es la que han creado las políticas económicas ultraliberales que impusieron en la crisis económica los partidos políticos con responsabilidades en esta materia, a nivel canario, estatal y europeo. "No tener a acceso a estos derechos es sinónimo de exclusión", censuró Campos.

Para Nueva Canarias, "hacer frente a este desafío, ha sido una de sus principales líneas de trabajo", según el presidente, Román Rodríguez. El primer Parlamento que tomó una iniciativa por el problema de los desahucios fue el de Canarias y a iniciativa de NC en 2011 aunque, con posterioridad, el Ejecutivo de CC y PSOE fracasó en la gestión. La primera iniciativa que la Cámara canaria abordó contra la pobreza, prosiguió Rodríguez, fue una proposición no de ley de los nacionalistas de izquierdas, que contenía un plan de choque, "rechazado" por los votos de Coalición y los socialistas.

Durante este tiempo, en cada uno de los presupuestos, ya fueran estatales o canarios y con iniciativas alternativas para enfrentar la pobreza y la exclusión social como en el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), Nueva Canarias, tal y como indicó su presidente, se mostró muy crítica con las políticas de la austeridad, con el abandono de los servicios públicos, con las bajadas indiscriminadas de los impuestos, con la reforma laboral y, entre otros, con la reducción de los derechos de la mayoría social, es decir, con un "modelo ultraliberal que ha agrandado la pobreza y la desigualdad social a unos niveles ya intolerables, más graves aquí por la inacción del Gobierno" canario, censuró Román Rodríguez.

"Estamos ante un desafío sin parangón", observó el también portavoz parlamentario para reclamar a Clavijo, a continuación, que "baje al terreno de las personas y de sus problemas para que se comprometa con un plan de actuación que sea eficiente, firme y dotado con fondos públicos".

Román Rodríguez declaró que la salida de la crisis ha beneficiado a las cuentas de resultados empresariales, que van en progresión ascendente, mientras que las "secuelas sociales están siendo muy agresivas". "Qué es lo que está ocurriendo en Canarias", preguntó el máximo responsable de Nueva Canarias.