Santa Cruz aprueba el presupuesto para 2018 más expansivo de la última década

Las cuentas públicas crecen un 9,8%, ascienden hasta 270 millones y conjugan una rebaja fiscal y un impulso social e inversor

Pepe Rodríguez 28 de octubre de 2017

Santa Cruz aprueba el presupuesto para 2018 más expansivo de la última década
Concejal de Hacienda, Juan José Martínez.

El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó el Presupuesto General para 2018 por un importe global de 270 millones de euros, lo que representa las cuentas públicas municipales más expansivas de la última década, conjugando una reducción fiscal significativa y un impulso mayor a la inversión y a la financiación de la política social en la capital tinerfeña.

El Presupuesto registra un crecimiento del 9,8% respecto al ejercicio presente, que se situó en 246,3 millones, confirmando de esta forma el ciclo económico expansivo de la economía de Santa Cruz, según informó al pleno el octavo teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Juan José Martínez.
Martínez destacó que las cuentas para el año próximo redoblan el esfuerzo en materia de inversiones reales (18%más respecto a 2017) y el fortalecimiento de las políticas sociales (+4 millones).

A su vez, como puso de manifiesto el concejal del área, el Presupuesto 2018 experimenta un alza en los ingresos "que hemos traducido en una rebaja fiscal significativa para las familias y empresas de la ciudad, en el marco del estricto cumplimiento de las obligaciones de estabilidad presupuestaria (déficit y endeudamiento)".

Enmienda

El pleno municipal aprobó igualmente una enmienda de modificación del proyecto presupuestario que contempla un incremento por valor de 7,4 millones de euros que se compensa con un aumento de los ingresos vía enajenación de inversiones reales de 7 millones y una reducción de créditos de 0,4 millones.
Las aplicaciones presupuestarias por este motivo se destinan al Plan de Actuación de Servicios Públicos en Barrios (2,3 millones); al proyecto 'Calle 100% Sostenible' (1 millón), a la remodelación de la calle ImeldoSeris y al proyecto de muro de la calle Lombardía (ambos dotados con 0,5 millones) y a la electrificación del Camino Cercado (0,4 millones).

Valoración

En el cierre del debate, el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, destacó el incremento de un Presupuesto que calificó de "expansivo", sin que este término se pueda traducir como derrochador y sí como ajustado a las necesidades de los vecinos, familias y empresas del municipio.

Bermúdez valoró el carácter social del Presupuesto, que permitirá dar continuidad a las políticas de protección a los sectores más vulnerables del municipio, un actuación reconocida ya este año por el Ministerio de Hacienda, que ha colocado al Ayuntamiento de Santa Cruz como uno de los diez municipios con mayor gasto en la lucha contra la pobreza.

El alcalde indicó también que el incremento de la inversión permitirá acometer importantes obras, muchas de ellas incluidas en el Plan de Barrios, un programa de actuaciones de pequeña envergadura, pero que mejorarán la calidad de vida de los vecinos en sus entornos más inmediatos.

Ingresos


En cuanto al Presupuesto General, es destacable cómo se incrementan los ingresos corrientes en 5,4 millones (+2,5%), tanto por transferencias corrientes como por impuestos indirectos; los ingresos de capital, producto de operaciones de enajenación de inversiones; y los ingresos financieros en 4 millones (+19%), merced a la reducción de la deuda y de unos tipos de interés a la baja.

Este incremento de los ingresos obedece a una superior participación de la hacienda municipal en los ingresos del Estado, que pasan de 59 a 62 millones (+4%); en el bloque de financiación canario (REF), que aumenta de 46 a 50 millones (+8%); y en la financiación propia de la Comunidad autónoma, vía Fondo Canario de Financiación Municipal (+3,5% hasta los 17 millones) y vía Estatuto de Cocapitalidad de Canarias (+3,6% hasta los 2,3 millones).

Por el contrario, los ingresos procedentes de los impuestos propios municipales vuelven a descender, en esta ocasión en 4 millones (-4,6%), debido a la rebaja en el impuesto de Rodaje, del impuesto de valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como 'Plusvalía', del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y de la tasa de residuos sólidos.

Gastos

En el capítulo de Gastos, el Presupuesto 2018 destina el 42,8% del total (103 millones) a la prestación de los servicios públicos básicos -seguridad ciudadana, vivienda, urbanismo, residuos, limpieza y medio ambiente-, el 16,8% (38 millones) a la producción de bienes públicos básicos -educación, cultura y deportes-; y el 14,8% (35 millones) a protección y promoción social -empleo y políticas asistenciales-.

Los organismos autónomos o sociedades dependientes del Ayuntamiento ven mejoradas sus cuentas en 2018 con el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) al frente con 18,2 millones. La Gerencia de Urbanismo dispondrá de 8,5 millones, Viviendas Municipales 5,9 millones, Fiestas 5,2 millones, Sociedad de Desarrollo 4,9 millones y Cultura 4,3 millones.

En cuanto al personal al servicio de la Administración municipal -aproximadamente 1.250 empleados- los gastos crecen en un 8% debido a la mejora retributiva del 1% que establece la Ley de Presupuestos del Estado, a la integración del Organismo Autónomo de Deportes en la plantilla general del Ayuntamiento y al aumento previsto con cargo a los convenios de Empleo que gestiona Santa Cruz.

Asimismo, Santa Cruz fija su aportación en 2018 a la empresa de transporte público TITSA en 12,7 millones de euros, mientras que la aportación de la capital al Consorcio Insular de Incendios será de 3,2 millones.

Estabilidad presupuestaria


Por último, las cuentas públicas de Santa Cruz vuelven a cumplir fielmente en 2018 los requisitos de estabilidad presupuestaria que se exigen a todas las administraciones públicas españolas.

En esta senda de cumplimiento destaca la caída notable de los gastos financieros asociados a la deuda que, en el año 2015 requerían una aportación presupuestaria de 6,3 millones y que ahora, 3 años después, se satisfacen con una partida de 1,5 millones, la cuarta parte que entonces.

La hacienda municipal no registra déficit sino superávit, en torno a 14 millones de euros; renueva el compromiso de reducción del endeudamiento para el año próximo y aligera el gasto por este concepto con una deuda viva muy reducida y con una mejor objetiva del pago a proveedores que le permite ahorrar intereses de demora.