El Ayuntamiento y el Gobierno central acuerdan colaborar para garantizar la seguridad de las vías no municipales

La Policía Local, a petición de la Subdelegación del Gobierno, continua con la gestión del tráfico y las denuncias de las infracciones, que a partir de ahora serán tramitadas por la Dirección General de Tráfico

Pepe Rodríguez 21 de octubre de 2017

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Gobierno Central han acordado establecer una colaboración mutua que tenga como finalidad principal garantizar la seguridad de los usuarios de las vías de alta densidad que atraviesan el municipio pero que no están bajo la competencia del Ayuntamiento. Esta colaboración quedará definida mediante un convenio entre el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno en Las Palmas, que determinará la manera de gestionar las vías de la ciudad que no son de titularidad municipal y que dará continuidad a la cooperación que hasta ahora ha existido entre ambas administraciones para trabajar juntas en la regulación de estas carreteras.

Responsables del Consistorio y de la Subdelegación del Gobierno se reunirán la próxima semana, para definir los términos de este acuerdo hasta cuya firma, según ha solicitado la Subdelegación, se mantendrá por parte de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria la gestión del tráfico y las denuncias en el caso de las infracciones, que serán tramitadas por la Dirección General de Tráfico (DGT). El objetivo es que este procedimiento y metodología de trabajo se articulen de forma oficial en el nuevo convenio, que regulará de forma nítida la colaboración y participación de cada administración.

"La Policía Local ha colaborado siempre con la Dirección General de Tráfico en la ordenación de estas vías que no son de titularidad municipal y el objetivo es seguir haciéndolo", subraya la directora general de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Eulalia Guerra, que muestra su satisfacción por el interés de la Subdelegación del Gobierno en establecer un marco oficial a esta cooperación, ya que es la mejor forma de garantizar la seguridad jurídica tanto de los ciudadanos como de las propias instituciones que participan en la correcta ordenación del tráfico en vías importantes de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

La Policía Local ha actuado siempre en estas vías de forma dinámica y de común acuerdo con la Dirección General de Tráfico, con el objetivo de mantener una buena cooperación interadministrativa, evitando que en las carreteras que ahora se van a incluir en el convenio se produzcan situaciones de caos y problemas para el tráfico, que además pueden afectar a la circulación en el conjunto de la ciudad.