El Ayuntamiento capitalino reivindica la igualdad y el fin de toda discriminación en el Día Internacional de la Niña

 La fachada de las Oficinas Municipales se han iluminado esta noche de color rosa para visibilizar y concienciar sobre la necesidad de luchar con mayor fuerza en todo el mundo por los derechos de las niñas

Pepe Rodríguez 12 de octubre de 2017

El Ayuntamiento capitalino reivindica la igualdad y el fin de toda discriminación en el Día Internacional de la Niña
Oficinas Municipales de Las Palmas de Gran Canaria

La fachada de las Oficinas Municipales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canarias se han teñido esta noche de color rosa para conmemorar el Día Internacional de la Niña y mostrar el compromiso de toda la ciudad con la lucha por defender la igualdad y por acabar con toda discriminación por razón de sexo.

El 11 de octubre se recuerda cada año esta lucha desde que en 2011 Naciones Unidas declarara el Día Internacional de la Niña para reconocer los derechos de las niñas y visibilizar las desigualdades que se siguen produciendo en todo el mundo por las diferentes formas de discriminación y abuso que sufren las niñas.

Esta discriminación se manifiesta en actos tan repulsivos como el matrimonio infantil, la mutilación genital femenina, el embarazo adolescente, y la violencia y discriminación de género, por lo que el Consistorio se suma al movimiento impulsado desde la ONG Plan International para denunciar la discriminación y la desigualdad que sufren millones de niñas.

Según datos de Plan International, 62 millones de niñas en edad escolar no van a la escuela; al menos 140 millones de niñas y mujeres han sufrido la mutilación femenina y más de 39.000 niñas son obligadas a casarse cada día; 50.000 adolescentes mueren cada año por complicaciones en el embarazo o el parto, siendo la primera causa de muerte de niñas de entre 15 y 19 años en países en desarrollo; y el 90% de los países tienen al menos una ley que limita la igualdad económica de las mujeres.

El Ayuntamiento considera que es el momento de recordar la necesidad de situar los derechos de las niñas en el centro de la agenda política mediante la realización de acciones concretas que promuevan la participación de las niñas en las decisiones que afectan a sus vidas.