El alcalde Hidalgo se reúne con vecinos de Marzagán para atender sus demandas en seguridad vial y zonas verdes

El alcalde recorrió ayer por la tarde el barrio con ciudadanos y representantes del movimiento vecinal de la zona, con los que trató también el proyecto para construir un nuevo local que tendrá un uso socio-cultural

Pepe Rodríguez 28 de septiembre de 2017

El alcalde Hidalgo se reúne con vecinos de Marzagán para atender sus demandas en seguridad vial y zonas verdes
Alcalde y vecinos departen en Marzagán

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, se comprometió ayer con ciudadanos y representantes del movimiento vecinal de Marzagán a impulsar desde el Ayuntamiento medidas para afrontar las principales carencias del barrio, como las relacionadas con la seguridad vial, y de cara también a construir un nuevo local social, que dinamice la vida socio-cultural de la zona.

El alcalde, acompañado también de la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Carnaval, Inmaculada Medina, y la concejala del Distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, Lourdes Armas, realizó un recorrido por varias zonas de Marzagán para debatir con los vecinos el resultado de las actuaciones ya realizadas por el Gobierno municipal en los últimos dos años, y los proyectos que existen para acometer distintas iniciativas "que van a contribuir a mejorar la calidad de vida de todas las personas que viven aquí". El regidor y las concejalas estuvieron acompañados por representantes de la Asociación de Vecinos Ayatima 8 de Noviembre, la asociación Marzagán, y la Asociación Cultural, Recreativa y Deportiva Ayatima, entre otros.

Una de las medidas más urgentes del Ayuntamiento es, dijo el alcalde tras escuchar a los vecinos, insistir con el Cabildo de Gran Canaria para mejorar la seguridad en el entorno del colegio Las Nieves. "Se trata de un problema de seguridad vial, porque estamos en una vía sin aceras, lo que hace peligroso el acceso para los peatones, sobre todo para los niños y niñas que acuden al centro", explica el alcalde.

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ya ha aumentado su presencia en la zona para atender esta carencia, así como también en el entorno del colegio Omayra Sánchez, donde el aparcamiento indebido de vehículos en espacios reservados para el centro obstaculiza el acceso al centro e impiden la visibilidad.

También se ha reforzado la vigilancia policial en espacios infantiles y de esparcimiento, debido a que se han producido varios actos vandálicos que preocupan a la población residente.

Otro de los grandes problemas de seguridad de Marzagán, transmitieron los vecinos al alcalde, tiene que ver con un edificio abandonado en la GC-800, una casa en una curva con poca visibilidad, donde se han producido frecuentes incidentes y, además, constituye un problema vial, puesto que elimina la visibilidad de los conductores y peatones. "Ya estamos estudiando el problema desde la Concejalía de Distrito y confiamos en poder dar solución a este caso, ya veremos si a través de la expropiación o demolición de la casa, como nos han demandado los habitantes de la zona", apuntó el alcalde.

Hidalgo pudo comprobar la labor que las entidades de Marzagán realizan para dinamizar la vida del barrio, y explicó el plan del Ayuntamiento para rehabilitar una construcción ubicada dentro de una antigua explotación agrícola, anexa al campo de fútbol de la Urbanización Ayatima, con la finalidad de que el inmueble tenga un uso socio-cultural. "Ya se ha encargado el proyecto de rehabilitación y estoy seguro de que vamos a poder disponer de un espacio de gran calidad que pueda utilizar el conjunto de la ciudadanía", apuntó, recordando que junto al nuevo local se construirá también una plaza.

Durante el recorrido, se evaluaron conjuntamente algunas de las actuaciones realizadas por los servicios de alumbrado o de limpieza, así como las labores que se han realizado y los trámites con el Cabildo de Gran Canaria para mejorar algunas vías insulares que discurren por el barrio, además de la zona más próxima al colegio. Hidalgo explicó a los presentes que ya se han redactado los proyectos para repavimentar vías del barrio como la plaza del Cambullón, la calle Nouadhibou y la Cuesta del Pozo, intervenciones que se ejecutarán con cargo a los fondos del superávit.

También desde la Unidad de Parques y Jardines se ha trabajado para asegurar el desbroce y mantenimiento de las zonas verdes. En el caso de la Unidad de Aguas, se mantienen contactos con los técnicos del Consejo Insular de Aguas para concretar soluciones al Barranco de Las Goteras y al Barranco de Dios.