El Cabildo reabrirá la carretera de Ayacata a Mogán la próxima semana tras finalizar la obra y aparición de tres cuevas

Los trabajos se tenían que haber realizado hace ya siete años
Torresdestaca la envergadura de la actuación en un muro de contención de 20 metros de altura y 130 metros de longitud

Pepe Rodríguez 14 de septiembre de 2017

El Cabildo reabrirá la carretera de Ayacata a Mogán la próxima semana tras finalizar la obra y aparición de tres cuevas
Imagen de la obra realizada

.- El Cabildo de Gran Canaria reabrirá al tráfico a finales de la próxima semana la carretera de la presa de Las Niñas (GC-605), que une Ayacata con Mogán, una vez que ha finalizado las complejas obras dereconstrucción de un muro de contención que había caído parcialmente,según ha informado el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

El también vicepresidente primerohizo hincapié en la envergadura de esta obra, que se tenía que haber acometido hace ya siete años y que dotará de mayor seguridad esta vía que une el sur con el centro.

Han sido 3.000 metros cúbicos ejecutados de mampostería vista de revestimiento del muro, que tiene una altura de 20 metros y que de los 90 metros de longitud iniciales ha pasado a 130 metros tras la actuación.

Una vez finalizados los trabajos, con un presupuesto de 400.000 euros y un plazo de ejecución inicial de 4 meses más 1 mes de prórroga, el Cabildo acometerá en los próximos días el reasfaltado y la colocación de las señalizaciones.

"La complejidad de la actuación y circunstancias técnicas y meteorológicas imprevistas han provocado el retraso en la finalización a pesar de que los horarios de trabajo se han alargado hasta las 9 de la noche algunos días", añadió Torres.

El principal escollo fue la aparición de 3 cuevas, lo que obligó a realizar tareas imprevistas de relleno y a macizar el talud. Además, las lluvias caídas durante varios días del mes de abril provocaron la crecida de agua del barranco lo que imposibilitaba las tareas de cimentación.

Torres lamentó el retraso de 2 meses en la ejecución de la obra y las molestias a los usuarios, si bien era necesario acometer esta importante actuación, que se había ido retrasando por la complejidad y el presupuesto que precisaba, porque se trata de una vía fundamental para la conexión del sur con la cumbre.