El primer presupuesto participativo de la ciudad comienza a recoger las propuestas vecinales en dos semanas

 Los residentes en el municipio podrán enviar sus propuestas al Ayuntamiento a partir del lunes 2 de octubre de forma presencial o telemática

 El concejal Sergio Millares invita a los vecinos a participar en este presupuesto participativo, dotado de 1,5 millones de euros para ejecutar propuestas lanzadas por la ciudadanía

Pepe Rodríguez 14 de septiembre de 2017

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pone en marcha el proceso de recogida de propuestas del primer presupuesto participativo de la ciudad, un compromiso del Gobierno municipal que será una realidad en los presupuestos generales municipales del próximo año 2018. La Junta de Gobierno de la ciudad ha aprobado hoy los procedimientos necesarios para llevarlo cabo y ha ratificado también destinar a esta iniciativa una partida de 1.500.000 euros.

El concejal de Participación Ciudadana, Sergio Millares, hace un llamamiento para que los residentes en Las Palmas de Gran Canaria presenten sus propuestas, a partir del 2 octubre, con la finalidad de aportar proyectos que mejoren la convivencia ciudadana en los barrios.

"Este proceso que ahora ponemos en marcha se va a consensuar con el resto de formaciones políticas y con el movimiento vecinal para que los presupuestos participativos sean un elemento vertebral del funcionamiento del Ayuntamiento y no estén sujetos a los cambios políticos. Este es un paso decisivo, un paso histórico en las políticas de participación ciudadana del Ayuntamiento. Los presupuestos participativos vienen para quedarse", aseguró Millares.

Para propiciar esta participación activa de la ciudadanía El Ayuntamiento va a destinar 1,5 millones de euros del Capítulo VI (inversiones) del Presupuesto de 2018, más los costes de redacción de proyectos, para sufragar las propuestas más votadas de las presentadas por los vecinos y vecinas de la capital. Dicho importe se consignará en el Presupuesto del Ayuntamiento sin que ello suponga un incremento de gasto público, ni afecte a los límites de crecimiento que fija la ley de Estabilidad Presupuestaria.

La partida de 1,5 millones de euros destinada al presupuesto participativo se distribuirá entre los cinco distritos de la ciudad en base a dos criterios. La mitad de esa partida se dividirá a partes iguales entre los cinco distritos (150.000 euros a cada uno) y la otra mitad aplicando criterios de población (75%) y superficie (25%) de cada distrito. Aplicando estos criterios, el reparto final por distritos queda de la siguiente forma:

Vegueta-Cono Sur-Tafira 312.084,67 euros
Centro 282.326,13 euros
Isleta-Puerto-Guanarteme 279.026,62 euros
Ciudad Alta 321.091,37 euros
Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya 305.471,21 euros
Total 1.500.000,00 euros

Una vez presentadas y analizadas todas las propuestas que sean viables, si los proyectos presentados por uno o varios distritos no alcanzan la partida asignada inicialmente, ese dinero sobrante se repartirá entre el resto de distritos que sí han llegado al límite del cupo asignado.

Como norma general, las propuestas que se presenten a estos presupuestos participativos deberán circunscribirse al ámbito territorial de un solo distrito, ser de competencia o titularidad municipal y además no sobrepasarse de la partida asignada.

Las propuestas que podrán plantear los vecinos y vecinas de la ciudad a estos presupuestos participativos, teniendo en cuenta que se refiere al Capítulo VI de inversiones, tendrán que girar sobre la creación de nuevas infraestructuras en los barrios (obras de urbanización, vías públicas, parques, señalización vial, etcétera), reposición de infraestructuras ya existentes (adecuación de solares, remodelación de vías públicas, parques o alumbrado, asfaltado, etcétera), construcción o reforma de edificios (pabellones, canchas, escuelas, centros de servicios sociales, etcétera) y aplicaciones informáticas y desarrollo de aplicaciones web para la ciudadanía.

La participación ciudadana en estos presupuestos participativos se articulará a través de los registros en las distintas oficinas de distrito, así como de manera telemática a través de la dirección www.laspalmasgc.es/es/areas-tematicas/participacion-ciudadana/ . Podrá presentar propuestas, de manera individual, cualquier persona empadronada en Las Palmas de Gran Canaria, o a través de colectivos sociales y vecinales radicados en el municipio. Para facilitar este proceso, se proporcionará a los interesados una plantilla en la que se debe describir el proyecto o propuesta de inversión que se solicita al Ayuntamiento.

Durante esta fase de presentación de propuestas, que se prevé poner en marcha en el mes de octubre, el Ayuntamiento realizará un asesoramiento y apoyo a los ciudadanos y asociaciones que lo pidan a través de las Juntas de Distrito y de los Consejos de Participación Ciudadana, donde también se podrán consensuar los proyectos de cada distrito.

Una vez finalizad la fase de presentación de proyectos, a mediados de noviembre, se analizará por una comisión de valoración técnica, integrada por los servicios municipales implicados, la viabilidad tanto técnica como económica de cada propuesta, asignándole, en su caso, un presupuesto definitivo. Aquellas propuestas que la comisión técnica no considere viables, quedarán fuera de la fase de difusión y elección.

Tras analizar su viabilidad técnica y económica por empleados del Ayuntamiento, en diciembre, el Consejo Social de la Ciudad aprobará el listado final de proyectos admitidos y a partir de ahí se abre un plazo de difusión y apoyo a las propuestas admitidas. En esta fase, que se prevé que abarque el mes de enero de 2018, todas las personas empadronadas en Las Palmas de Gran Canaria podrán conocer y votar los proyectos. Sólo se podrá votar, de forma presencial o telemática, en un distrito a uno o varios proyectos hasta agotar el presupuesto asignado a ese distrito. Para poder legitimar la votación final se requiere que los participantes en dicho proceso alcancen un mínimo del 1% de los habitantes de cada distrito.

Las propuestas más votadas en cada distrito, hasta agotar el presupuesto máximo disponible, se elevarán por la Junta de Distrito al Consejo Social de la ciudad para que traslade, a finales de enero o principios de febrero, la propuesta al Ayuntamiento y se integren en el Presupuesto Municipal del ejercicio 2018.

Durante el año 2018 se realizará un seguimiento de la ejecución de las propuestas seleccionadas por las Juntas de Distrito en las que participarán y serán informados todos los ciudadanos en la ejecución de los proyectos seleccionados.

Para Millares, estos presupuestos participativos son, en general, un instrumento de participación ciudadana y democracia participativa, mediante la cual la ciudadanía decide el destino de parte de los presupuestos públicos tras el análisis técnico de los empleados municipales. La finalidad última de estos presupuestos participativos es promover la participación ciudadana en la programación, formulación, gestión y evaluación de los proyectos que finalmente sean seleccionados.