Tamaraceite ya cuenta con el Corredor Verde Luis García-Correa Gómez para unir la zona comercial con el barrio

La obra fue financiada por el Cabildo y ejecutada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria
Se trata de la primera fase, ejecutada con un presupuesto de 370.000 euros

Pepe Rodríguez 14 de septiembre de 2017

Tamaraceite ya cuenta con el Corredor Verde Luis García-Correa Gómez para unir la zona comercial con el barrio
Momento de la presentación

Los vecinos de Tamaraceite ya cuentan con un corredor verde para unir la zona comercial con el barrio al que se ha denominado Luis García-Correa Gómez en un acto encabezado por el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.


Se trata de una obra ejecutada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y financiada por el Cabildo de Gran Canaria con cargo a su Plan de Cooperación Institucional por 370.000 euros, que con esta denominación ha rendido homenaje a un vecino muy querido al que instituciones, familiares y vecinos se sumaron para reconocer su labor en favor del distrito y la nueva obra.


El acto también contó con el consejero de Cooperación Institucional, Carmelo Ramírez, y la concejala del Distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, Mercedes Sanz, y tuvo lugar junto a los aparcamientos de la calle Virgilio, donde comienza el nuevo espacio verde de Tamaraceite con el que Luis García-Correa colaboró activamente cediendo varias palmeras de su propiedad.


También se reconoció la dedicación y el esfuerzo del homenajeado por la defensa del medio ambiente a través de una de las primeras asociaciones ecologistas de Canarias, ASCAN, que Luis García-Correa lideró durante varios años.
"Querido Luis, es usted un gran ejemplo para todos, una muestra incansable de que es posible construir un mundo mejor si trabajamos en el establecimiento de lazos entre vecinos y vecinas, si impulsamos proyectos e ideas que no estén pensados solamente para el beneficio y disfrute de unos pocos, sino para que sean útiles y estén al servicio de la comunidad", indicó el regidor, "por eso, después de tantos años de lucha y esfuerzo, no podemos menos que desde el Ayuntamiento, y en nombre de todos los vecinos de esta ciudad, dedicarle y ponerle su nombre a este nuevo Corredor Verde".


Antonio Morales quiso destacar, por su parte, tres aspectos de García-Correa, por un lado su faceta de dirigente vecinal preocupado por la colectividad, lo que le llevó a ser cargo público municipal, en segundo lugar el del hombre amante de la naturaliza que creó una asociación pionera en el archipiélago y, finalmente, el de la persona que conoció siendo alcalde de Agüimes y que siempre le mostró un enorme cariño por la Villa dados sus orígenes familiares.


Tras las intervenciones, la agrupación folclórica Chácaras puso el cierre musical al emotivo acto en el que Luis García-Correa descubrió la placa con su nombre que denomina al nuevo espacio verde.
Primera fase


La primera fase del Corredor Verde que ya lleva el nombre de Luis García-Correa es una actuación impulsada por el área de Urbanismo con una inversión de 370.804 euros que han sido financiados con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo 2016-2017.


Las obras han consistido en la creación de un aparcamiento con capacidad para aproximadamente 20 vehículos, antiguamente en tierra, pavimentados con adoquines sobre solera de hormigón, ligeramente armada, así como la construcción de un parque y diversas zonas verdes. El mismo tratamiento recibieron las calles José Rivero Santana y Virgilio dotándolas además, de nuevas redes de saneamiento, pluviales, abastecimiento y alumbrado público, así como al resto de la superficie.


Con esta obra se mejora la accesiblidad en un área que ocupa una superficie de 5.000 metros cuadrados que incluye zonas verdes, la plantación de diversas palmeras y más vegetación. Para la segunda fase de este Corredor Verde se planea también la creación de una zona de minihuertos urbanos para uso de los vecinos.


El proyecto del Corredor Verde también ha supuesto, en la zona más cercana a la carretera general de Tamaraceite, un muro de hormigón con piedra vista, para formar una rampa y una escalera que comuniquen el espacio libre con la acera existente.