Alrededor de 16.000 personas participaron en 2016 en el programa de Voluntariado del Hospital Dr. Negrín

El centro hospitalario dispone de convenios de colaboración con diversas entidades a través de las que se desarrolla esta actividad
Los voluntarios realizan una labor complementaria a la de los profesionales sanitarios, siendo un apoyo extra para el paciente y su familia

Pepe Rodríguez 9 de septiembre de 2017

Alrededor de 16.000 personas participaron en 2016 en el programa de Voluntariado del Hospital Dr. Negrín
Instalaciones del Hospital General de Gran Canaria Doctor Negrín

Colaborar con la tarea de hacer un hospital más humano es el objetivo principal del programa de Voluntariado del Hospital Universitario de Gran Canaria, Dr. Negrín, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. En 2016, este programa contó con la participación de más de 16.000 personas organizadas en diferentes entidades.

El centro hospitalario dispone de convenios de colaboración con organizaciones como la Asociación Española contra el Cáncer y la Fundación Alejando Da Silva contra la leucemia, con el objetivo de desarrollar programas de voluntariado y de otras actividades de ayuda a los pacientes y sus familias.

Alrededor de 12.000 personas participaron el pasado año en las diferentes actividades que forman parte del programa Voluntariado Asociación Española contra el Cáncer. Las actividades centradas en los desayunos y acompañamientos en Radioterapia, así como en los desayunos del Hospital de Día, registraron el mayor número de voluntarios, más de 9.500, que contribuyeron a mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Además, más de 40 personas colaboraron en el marco del programa de Voluntariado Fundación Alejandro Da Silva contra la Leucemia, mientras que en el Voluntario para la Salud participaron cerca de 3.500 personas.

Por otra parte, en lo que respecta al programa de Voluntariado de la Unidad de Medicina Paliativa, fueron más de 400 las personas que participaron en alguna de las actividades de este programa como en la de acompañamiento, soporte emocional o en la realización de diferentes gestiones.

El voluntario realiza una labor complementaria a la de los profesionales sanitarios, convirtiéndose en un apoyo extra para el paciente y su familia. Desde los valores de la solidaridad y la responsabilidad, y organizados en diferentes entidades, ofrecen una importante ayuda al paciente.