El Maspalomas Music Festival cierra su primera edicion con la mirada puesta ya en 2018

El concejal de Festejos, José Carlos Álamo, asegura la continuidad del proyecto, que volverá al Parque Urbano del Sur dentro de un año

Más de 3.000 personas se dieron cita durante los tres días del festival

Pepe Rodríguez 16 de agosto de 2017

El Maspalomas Music Festival cierra su primera edicion con la mirada puesta ya en 2018
Momento de una de las actuaciones

Después de tres jornadas intensas de música en el Parque Urbano del Sur, el Maspalomas Music Festival (MMF) bajó el telón este domingo con un concierto para la familia de Nacho Mastretta, que reunió a muchísimos niños y niñas alrededor de un cuarteto que hizo las delicias también de padres y madres. Antes, el joven Aniba, moderno trobador que usa la palabra como herramienta, había prendido la mecha de una mágica tarde, que se celebró en la zona de restauración, en un informal escenario que en esta última jornada tomó el relevo del anfiteatro principal, lugar en el que se desarrollaron el resto de los conciertos.

Con la promesa de continuidad en forma de segunda edición expresada por el concejal de Festejos y Eventos del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, José Carlos Álamo, el Maspalomas Music Festival cierra tras cumplir su principal objetivo, que no era otro que dinamizar un espacio que se ha convertido en punto de encuentro para muchos tirajaneros y grancanarios, un auténtico pulmón para Maspalomas. "Estamos muy contentos con esta primera edición, era una apuesta por artistas emergentes y respondieron a las expectativas con su talento durante los tres días. Se generó un ambiente maravilloso, gracias en parte también al entorno". Álamo aseguró que "habrá una segunda edición, ya se lo he comunicado a los promotores, ese es nuestro objetivo".

Por su parte, Ángel Clavijo, director del MMF, se mostró satisfecho "porque hemos logrado generar un público familiar en torno a la música adaptando el programa de actividades al espacio que lo acoge, un sitio muy especial". Clavijo quiso agradecer "el gran trabajo desarrollado por los trabajadores municipales, empresa de sonido, los patrocinadores privados y artistas, que han hecho posible esta primera edición". Y sobre todo "al público, que nos ha apoyado en un proyecto diferente y que se traza como principal objetivo fidelizar a un público que apenas cuenta con este tipo de oferta cultural".

Más de 3.000 personas pasaron por la zona acotada en la que se instalaron las áreas de restauración y descanso, con food tracks y ventorrillos, y también por el auditorio.