El Senado aporta sus recomendaciones al Pacto de Estado contra la violencia de género

Los senadores del PP en Canarias desglosaron esta mañana el Informe de la Ponencia aprobada por unanimidad en la Cámara Alta con un paquete de propuestas y recomendaciones que han sido incluidas en el acuerdo de Estado refrendado por el Congreso de los Diputados, y que contará con una dotación presupuestaria de 1.000 millones de euros en cinco años

El documento íntegro, redactado tras seis meses de trabajo y más de medio centenar de comparecencias, incluye 266 propuestas sobre justicia y seguridad; familia; sanidad; medios y deportes; educación; y ámbito laboral

Pepe Rodríguez 1 de agosto de 2017

El Senado aporta sus recomendaciones al Pacto de Estado contra la violencia de género
Senadores del PP en la Rueda de Prensa

Los senadores canarios del Partido Popular Poli Suárez, Mariano Hernández Zapata, Auxiliadora Pérez y Jorge Rodríguez, presentaron esta mañana el Informe de la Ponencia del Senado con el paquete de propuestas y recomendaciones incluidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género, aprobado por el Congreso de los Diputados. Un documento que se suma al elaborado por la subcomisión creada por la Comisión de Igualdad en la Cámara Baja, dirigido a erradicar esta lacra social que en lo que va de año ha causado 32 víctimas mortales.

La aplicación de estas medidas contará con una dotación presupuestaria de 1.000 millones de euros, a invertir en cinco años por las administraciones central (400 millones adicionales a la partida que ya se destina en los Presupuestos Generales del Estado), regionales (500 millones) y municipales (100 millones).

Un acuerdo histórico, cuyas principales actuaciones desglosó el senador por Gran Canaria y vicepresidente de la Comisión de Igualdad del Senado, Poli Suárez, quien repasó los seis ejes de actuación en los que se basa el documento propuesto y aprobado por unanimidad por la Cámara Alta, tras seis meses de trabajo, más de medio centenar de comparecencias y numerosas reuniones.


Estos puntos hacen referencia a la Justicia y Seguridad, con la supresión del atenuante de confesión en los delitos; la familia, impidiendo la custodia compartida en ningún caso; Sanidad, con subvenciones de la cirugía reparadora de la víctima; medios y deportes, con sanciones administrativas para los clubes deportivos; Educación, con la inclusión de asignatura en los currículos escolares; y ámbito laboral, con desempleo de seis meses para las mujeres víctimas de violencia de género.


"Si bien las fuerzas políticas tenemos un plus de responsabilidad ineludible y este consenso supone un antes y un después en la lucha contra la violencia de género, erradicar esta lacra es responsabilidad de todos", manifestó Poli Suárez, quien señaló también que "no sólo es una lucha de las administraciones ni de las mujeres, sino que debe ser de toda la sociedad".

En este sentido, prosiguió el senador popular, "el mensaje también debe ser claro: el maltratador no tiene cabida en nuestra sociedad y una sola víctima ya es demasiado". Asimismo, Suárez afirmó que "estas propuestas recogen los compromisos adquiridos por todos los grupos políticos al aprobar la constitución de esta ponencia, pero también los adquiridos con la firma del Convenio de Estambul", por lo que, concluyó, "España seguirá siendo un referente a nivel mundial en la lucha contra la violencia de género".

Principales aportaciones de la Ponencia del Senado contra la violencia de género


Justicia y seguridad.

1. Suprimir la atenuante de confesión en delitos de violencia de género, cuando las circunstancias permitan atribuir fehacientemente su autoría.
2. No considerar las injurias y calumnias a través de las redes sociales en el ámbito de la violencia de género como un delito leve.
3. Evitar los espacios de impunidad para los maltratadores que pueden derivarse de las disposiciones legales vigentes en relación con el derecho de dispensa de la obligación de declarar.
4. Servicio 24 horas al día todos los días de la semana de unidades policiales con formación específica en violencia de género.
5. Implementar un Plan Estratégico para avanzar en la plena comunicación y compartir información entre todas las administraciones públicas.

Familia.

1. Adoptar las medidas que impidan que se imponga la custodia compartida de los hijos en casos de violencia de género y que no pueda adoptarse, ni siquiera provisionalmente, si está en curso un procedimiento penal por violencia de género y existe orden de protección.
2. Establecer el carácter imperativo de la suspensión del régimen de visitas en todos los casos en los que el menor hubiera presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia.
3. Prohibir las visitas de los menores al padre en prisión, condenado por violencia de género.
4. Aplicar mecanismos para que las pensiones de orfandad a los hijos e hijas de las víctimas puedan estar disponibles, de forma inmediata, con las oportunas garantías, para abonar los gastos a que deban hacer frente, sin perjuicio de las resoluciones judiciales.

Sanidad.

 Evaluar la posibilidad de introducir en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud la cirugía restauradora para las víctimas de violencia de género.
 Revisar la elaboración de los protocolos de detección precoz de la violencia de género en el ámbito sanitario.
 Incluir la formación en género en los estudios de los profesionales sanitarios y en todos los planes de las especialidades del MIR.
 Elaborar un programa específico para la formación de profesionales de los centros de atención primaria en el ámbito rural para detectar los indicios de violencia de género.
 Puesta en marcha de una clave de seguimiento que permita identificar esta situación de violencia de género en el historial clínico del sistema informático de las diferentes Comunidades Autónomas.

Medios y Deportes.

 Acuerdos para eliminar en las páginas web referencias potencialmente nocivas y que promuevan la violencia contra las mujeres.
 Compromiso con los medios de comunicación para la divulgación de las sentencias condenatorias recaídas en casos de violencia de género, con el objetivo de ayudar a su erradicación.
 Desarrollar un sistema de corregulación que ponga en marcha un Código de Publicidad No Sexista.
 Instar a RTVE a la creación de un Observatorio de Igualdad en RTVE para velar por el cumplimiento de los compromisos en materia de igualdad.
 Sanciones administrativas más amplias a los clubes deportivos que permitan apología de la violencia de género en los acontecimientos deportivos.

Educación.

Incluir en todas las etapas educativas la prevención de la violencia de género en los currículos escolares, garantizando su inclusión a través de la Inspección Educativa.
 Designar en los Consejos Escolares de los centros educativos un profesor responsable de coeducación, que impulse medidas educativas para fomentar la igualdad.
 Redactar contenidos de Igualdad y contra la violencia de género en los temarios de acceso a los cuerpos docentes.
Tener en cuenta en la concesión de becas que pueda ser excepcionada la exigencia del cumplimiento del umbral académico cuando se acredite una situación de violencia de género.

Laboral.

 Estudiar el sistema de ayudas de la Renta Activa de Inserción para mejorar la situación de las mujeres y evaluar su sustitución por un subsidio de desempleo de seis meses de duración, que se ampliaría por periodos semestrales prorrogables, siempre que las personas beneficiarias continuaran cumpliendo los requisitos.
 Eximir del IRPF y de otros impuestos sobre la renta de las ayudas y prestaciones que se perciban por razón de la violencia de género por los hijos o hijas menores de edad.
 Incluir a quienes ostenten la patria potestad de menores huérfanos por violencia de género a los efectos de desgravación del denominado mínimo personal y familiar y otros beneficios tributarios.
 Promover el uso del teletrabajo en aquellos casos de violencia de género en que sea posible y solicitado por la propia víctima.