El Ayuntamiento garantiza el dispositivo de seguridad que permitirá seguir las regatas de Vela Latina desde tierra

El Consistorio sella junto al Cabildo y a la Federación de Vela Latina, un acuerdo histórico que facilitará a los aficionados contemplar las pegas desde la Avenida Marítima

El nuevo plan de seguridad implica el corte de dos carriles de la autovía en diferentes tramos mientras duren las regatas

Pepe Rodríguez 1 de julio de 2017

El Ayuntamiento garantiza el dispositivo de seguridad que permitirá seguir las regatas de Vela Latina desde tierra
Momento de la entrega del Plan

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha garantizado el despliegue especial de tráfico y seguridad que permitirá seguir por tierra las pegas de los botes de Vela Latina Canaria que se disputen en la bahía de la capital. Un cambio legislativo complicaba, como se había realizado años atrás, que se cortara el tráfico de los carriles de la GC-1 o Avenida Marítima, para aparcar o seguir a velocidad reducida desde el coche las pegas que arrancan desde el mar a la altura del túnel de La Laja.

Con la entrega a la Federación de Vela Latina de la resolución municipal que da viabilidad al nuevo plan de seguridad, se sella un acuerdo histórico entre el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria y la propia Federación que garantizará el seguimiento que los aficionados a los botes han hecho tradicionalmente a las pegas desde la autovía.

El concejal de Nuevas Tecnologías y Deportes, Aridany Navarro, el director general de Movilidad, Heriberto Dávila, y la directora general de Presidencia y Seguridad, Eulalia Guerra, destacaron la extrema complejidad que ha requerido la puesta en marcha y la validación a la legalidad vigente de este despliegue de seguridad que obligará a cerrar al tráfico varias vías de la Avenida Marítima mientras duren las regatas. Los responsables municipales valoraron también el papel fundamental de la Federación en este proceso al aportar un plan de seguridad que acomete de forma responsable el dispositivo de circulación previsto para garantizar la seguridad tanto de los que circulan normalmente por la GC-1 como la de los aficionados a los botes.

El nuevo plan de seguridad para seguir las regatas desde tierra, y que ha sido validado por el Ayuntamiento y el Cabildo, implica el corte temporal de carriles en dos tramos los sábados y domingos que se celebren las pegas. En el tramo de la GC-1 de circulación sur-norte que va desde el final del barrio marinero de San Cristóbal (a la altura del Castillo de San Pedro) hasta Lady Harimaguada, se cortará, mientras dure la regata, los dos carriles más pegados al mar para permitir el seguimiento de las pegas. El mismo operativo se repetirá en el tramo sur-norte de la autovía que va desde San Telmo hasta la avenida Juan XXIII.

Estos cortes de vías no afectarán a los accesos al barrio marinero de San Cristóbal, ni a la Vega de san José, ni a los túneles de San José. El único acceso afectado será la incorporación desde Rafael Cabrera, atravesando Muelle Las Palmas, hacia la Avenida Marítima en dirección norte. Como alternativa se establecerá un desvío por Venegas y Luis Doreste Silva hasta Juan XXIII.

Para incidir en la seguridad de este nuevo plan, la Federación va a contratar a una empresa especializada en eventos deportivos que, en colaboración con la Policía Local, se encargará del despliegue de la señalética y de los cortes de vías. Además, la Federación va a establecer un control de los asistentes, previa inscripción, con un límite de aforo de coches por regata.

El Ayuntamiento mantiene su colaboración habitual con las regatas del deporte vernáculo de la ciudad con la línea especial de Guaguas Municipales Vela Latina, y con el servicio de tuk tuk que se estableció al principio de la actual temporada, y mientras se resolvía el problema con el plan de seguridad, para seguir las regatas desde tierra circulando por encima de los carriles bici del paseo peatonal de la Avenida Marítima.