Los paseantes de Las Canteras podrán transitar por la nueva pasarela de La Cícer en un mes

El alcalde Augusto Hidalgo junto al consejero insular Ángel Víctor Torres, y el concejal José Eduardo Ramírez, supervisan los trabajos de la nueva estructura que se va a acabar antes del plazo previsto

La aportación de dos millones de euros del Cabildo para el proyecto, permitirá realizar obras no previstas inicialmente como el acondicionamiento de los edificios bajo la pasarela o el traslado de la biblioteca Josefina de La Torre

Pepe Rodríguez 20 de abril de 2017

Los paseantes de Las Canteras podrán transitar por la nueva pasarela de La Cícer en un mes
Paseo por la zona de la obra

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria prevé abrir al tránsito peatonal la nueva pasarela del Paseo de Las Canteras a la altura de La Cícer en el plazo aproximado de un mes, según anunció hoy el alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo.

El regidor municipal recorrió este mediodía la zona de obras junto al consejero de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, y el concejal de Movilidad y Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, que pudieron comprobar la celeridad con la que se están realizando unos trabajos que se iniciaron en septiembre pasado y que podrían estar finalizados en noviembre de este año y no en el primer trimestre de 2018 tal como se había contemplado en un principio. La construcción de la nueva pasarela se está realizando con aportaciones tanto del Ayuntamiento como del Cabildo.

Los técnicos de Urbanismo y de la empresa adjudicataria de la obra, Satocan, explicaron a esta representación institucional que se están ultimando varios trabajos de afianzamiento y seguridad para abrir un acceso sobre la nueva pasarela que podrán usar todos los paseantes de Las Canteras a finales del mes de mayo. Se acondicionará un acceso de de seis metros de ancho que se habilitará de manera provisional mientras se remata la estructura de la misma, con una anchura total de 10 metros y una longitud de 110 metros entre las calles Pizarro y California. Tras la finalización completa de esta pasarela se acometerá el derribo del actual tramo del Paseo, que está más elevado al haberse erigido sobre un viejo edificio de aparcamientos, entre los meses de septiembre y octubre.

"Estamos hablando de una obra emblemática dentro de una zona ya de por sí emblemática como es la playa de Las Canteras, pero lo que le da un toque más especial si se quiere a esta pasarela es que va a ser el único punto del Paseo en el que la gente va a poder caminar y ver la arena y la playa a ambos lados", destacó el alcalde Hidalgo, "no sólo vamos a acabar con el repecho que supuso la lamentable construcción hace unos años de un parquin junto a la arena, sino que además vamos a recuperar 3.000 metros cuadrados de playa que ahora están bajo el cemento, y ganaremos espacio para mejorar las prestaciones a los usuarios de la playa, como locales para balneario, surfistas o Cruz Roja".

El Ayuntamiento adjudicó la realización de esta pasarela a Satocan por 3.167.762 euros. A estas alturas ya se han certificado 1,5 millones de euros de la obra ya realizada, por lo que ya se ha ejecutado casi el 50% de la misma. El Cabildo, como se había comprometido, ya ingresó al Ayuntamiento un millón de euros para financiar la obra y se aportará a lo largo de este año otro millón de euros. Esta colaboración de la Consejería de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo permitirá acometer obras que no estaban contempladas en la adjudicación inicial, como son el acondicionamiento de los dos edificios que quedarán a ambos extremos de la pasarela, la instalación de escaleras mecánicas para acceder al Paseo desde la calle Bolivia, y el traslado hasta esta zona de la Biblioteca Municipal Josefina de La Torre que ahora está instalada de forma provisional en la plaza Ortiz Wiott. Estos añadidos supondrán un incremento presupuestario sobre la adjudicación ya realizada, que se cubrirán de manera completa con la aportación que realiza el Cabildo.
El consejero insular de Obras Públicas e Infraestructuras señaló la buena sintonía entre Cabildo y Ayuntamiento para ejecutar esta obra en el Paseo de Las Canteras. "Se trata de una actuación estratégica para la capital y para toda Gran Canaria, una obra que indudablemente debió de formar parte del Convenio de Costas que hace muchos años que está bloqueado", indicó Ángel Víctor Torres, "felizmente, y por fin, a finales de este mes se va a convocar la comisión bilateral mixta, en la también estará el Cabildo, para reactivar este Convenio que va a desbloquear numerosas obras en la isla. Independientemente de esto, y como hace tantos años que no se renovaba este Convenio, el Cabildo y el Ayuntamiento acordaron la cofinanciación de este proyecto para hacer realidad la rehabilitación de esta zona de Las Canteras que va a quedar magnífica".
Las obras de la nueva pasarela de La Cícer comenzaron en septiembre pasado con una duración prevista inicialmente de 14 meses, y tiene como objetivo fundamental sustituir el tramo actual del paseo que discurre en paralelo a la calle Bolivia para construir una nueva pasarela de 110 metros de longitud, así como dos edificios que soportarán el viaducto, en el que se instalarán varios locales para dependencias de la Concejalía de Ciudad de Mar, para Cruz Roja y un balneario. Con la finalización de la obra, se cambiará la fisonomía de esta parte del litoral, y se ampliará la playa en 3.000 metros cuadrados.
Durante el pasado mes de febrero se realizaron las tareas de hormigonado de la plataforma en las que participaron 50 trabajadores, y para las que fueron necesarias 110 camiones que depositaron las 1.200 toneladas de hormigón necesarias para moldear los 120 metros de largo y diez de ancho que ocupan el espacio de la futura pasarela. La cantidad de hormigón que se vertió entonces sobre el encofrado que se ha ido construyendo junto a los pilares de la estructura desde que comenzara la obra el pasado mes de octubre, ocupa una superficie de 500 metros cúbicos.
El Ayuntamiento demolió hace un mes la parte del paseo de Las Canteras situado junto a la calle California para unir el nivel de esta parte del Paseo con la altura de la nueva pasarela, que se va a situar casi a la misma cota que el resto de la avenida. Esta segunda fase del proyecto contempla también la demolición del antiguo paseo entre las calles Pizarro y California, la construcción de una plaza pública, la instalación de dos escaleras mecánicas, una escalera y dos rampas adaptadas que unirán el paseo con la playa y el soterramiento de la central transformadora situada en uno de los extremos del paseo.
Se ha hecho toda la estructura de la pasarela y de los edificios que albergarán a la Cruz Roja, y las dependencias de Ciudad de Mar. Se ha ejecutado también ya el 90 % de la pavimentación de la pasarela. Falta aún por edificar las gradas entre la calle Bolivia y la playa, la ampliación de la calle Bolivia, las escaleras mecánicas entre Bolivia y el Paseo de Las Canteras, las rampas de accesibilidad universal que unirán todos los niveles, la iluminación, las barandillas, el mobiliario y el arbolado.