La Villa de Moya recupera los ciclos de FP a partir del próximo curso 2017/18

El Consistorio norteño ha venido gestionando desde la pasada legislatura con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias la implantación en el municipio de estudios de Formación Profesional, que se ha confirmado para el próximo curso académico con la apertura del Ciclo de Grado Medio en Atención a las Personas en Situación de Dependencia, en el IES Doramas

Se trata de una de las grandes demandas de los jóvenes del municipio norteño y de la comarca, quienes hasta ahora se han visto obligados a abandonar su entorno familiar y social para continuar su formación en los centros de la capital

13 de abril de 2017

La Villa de Moya recupera los ciclos de FP a partir del próximo curso 2017/18
Autoridades y alumnos en Moya

Los jóvenes de la Villa de Moya y de la comarca Norte de Gran Canaria podrán cursar ciclos de Formación Profesional en el municipio norteño, a partir del próximo curso 2017/18. Se trata de una de las grandes demandas de los estudiantes de la zona, que hasta ahora se han visto obligados a desplazarse hasta la capital para continuar su formación, y que quedará resuelta tras las gestiones realizadas desde la pasada legislatura por el Grupo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de la Villa de Moya con la Consejería regional de Educación y Universidades, institución que ha comprendido y atendido la petición del Consistorio. Tras la confirmación por parte del Gobierno de Canarias de los estudios de Grado Medio en Atención a las Personas en situación de dependencia en el IES Doramas, se ha abierto el plazo de admisión hasta el 27 de abril.

La Consejería de Educación y Universidades del Ejecutivo regional adoptó esta decisión después de que el director general de Formación Profesional y Educación de Adultos, Manuel Jorge, visitase el municipio para analizar con el alcalde, Poli Suárez, las posibles ofertas que encajasen con los perfiles profesionales demandados por los jóvenes moyenses y de toda la comarca. Tras este encuentro, Jorge valoró "las facilidades que ha puesto el alcalde de Moya, que se encargará de habilitar el espacio, si es necesario, mientras que la Consejería pondrá el personal y la dotación material necesaria para el nuevo Ciclo, que ofertamos tanto presencial como semipresencial".

"Por fin nuestros jóvenes tendrán la posibilidad de formarse en las materias que les despierten vocación y labrarse un futuro profesional en su propio municipio, sin tener que irse lejos de sus familias y de su entorno como hasta ahora", manifestó el primer edil moyense, Poli Suárez. Quien agradeció el esfuerzo y la comprensión mostrada desde el primer momento por el Gobierno de Canarias y, en particular, por la Consejería de Educación, "para satisfacer una de las peticiones más importantes de nuestros estudiantes y que llevan años reclamando". En este sentido, el alcalde reconoció sentirse "muy emocionado y feliz por haber cumplido este compromiso que adquirimos con los jóvenes y por el que no hemos cejado un sólo día en nuestro empeño hasta hacerlo realidad". "Una excelente noticia y de una dimensión inimaginable", concluyó Suárez, "pues poder estudiar cerca de casa cambiará la vida de muchos jóvenes y sus familias, que hasta ahora se veían en la tesitura de irse fuera o abandonar los estudios ante la falta de recursos".
Además, la Dirección General de FP y Educación de Adultos estudiará la posibilidad de continuar ampliando los Ciclos de Formación Profesional que se imparten en Moya para los siguientes cursos académicos, siempre de acuerdo a la demanda, tanto del alumnado como del mercado laboral de la zona, para lo que se llevará a cabo un estudio previo. Dado el carácter rural de la Villa de Moya, las materias que más interés despiertan entre los jóvenes están relacionadas con el turismo rural, la gestión del medio ambiente, el deporte o las nuevas tecnologías aplicadas al mundo agrario. Además del sector sociosanitario y atención integral a personas dependientes en el ámbito institucional o domiciliaria, ante la necesidad a medio-corto plazo de profesionales capacitados y titulados en este sector, para atender tanto a los usuarios de los futuros centros que se construirán en la comarca, como a la creciente demanda de cuidados a personas mayores en sus domicilios. Una realidad de los territorios rurales, donde la tendencia al envejecimiento de la población además de requerir una atención social imprescindible, puede suponer una importante opción de desarrollo económico y de creación de empleo.

Asimismo, este ciclo formativo permitiría a aquellas personas que en la actualidad trabajan en este sector con formación sociosanitaria no titulada, acreditar u homologar sus conocimientos; condición imprescindible desde el año 2015 para la contratación de este tipo de personal por parte de las administraciones públicas, tras la modificación parcial del acuerdo aprobado por el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, sobre acreditación de centros y servicios y la acreditación de profesionales cuidadores, gerocultores, auxiliares a domicilio y asistentes personales.