Más de 50 voluntarios colaboran en la reforestación de pinos en Tejeda para recuperar el hábitat del pinzón azul

Esta actividad del Cabildo se enmarca en el proyecto LIFE+Pinzón para la recuperación y mejora del hábitat de la especie

Pepe Rodríguez 13 de marzo de 2017

Más de 50 voluntarios colaboran en la reforestación de pinos en Tejeda para recuperar el hábitat del pinzón azul
Voluntarios

Más de 50 personas participaron este domingo en la plantación de pino canario organizada por el Cabildo grancanario en las inmediaciones de la Cruz de Tejeda en el marco de las acciones del proyecto LIFE+Pinzón para la recuperación del Pinzón Azul de Gran Canaria, especie endémica de la isla.

El Pinzón Azul habita exclusivamente en los bosques de pino de canario, por lo que unas de las actuaciones prioritarias es la mejora del hábitat de la especie. El objetivo es crear corredores ecológicos entre los pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales y la cumbre central mediante la plantación de pino y escobón que conectarán todas las áreas susceptibles de distribuirse la especie, como medida fundamental para evitar pérdidas poblaciones debido a eventos como los incendios forestales.

Gracias a este tipo de acciones, que además de en el proyecto LIFE se encuentran incluidas en el Plan de Recuperación del Pinzón Azul de Gran Canaria, han permitido que la población haya pasado de dos individuos en 2009 a 24 en 2015 y siga aumentando en la actualidad.

Además, a través de las acciones de voluntariado como la del domingo que se hacen en colaboración con la Fundación Foresta, se implica a la población local y a los jóvenes en el proyecto, favoreciendo el conocimiento de esta especie y la sensibilización en torno a su fragilidad y a las amenazas a la que se ve sometida la especie, fundamentalmente la destrucción de su hábitat por los incendios, las capturas y los predadores como los gatos asilvestrados.