Canarias alcanza su máximo histórico anual en donaciones y se sitúa por encima de la media nacional.

Los centros hospitalarios del SCS realizaron 141 trasplantes de riñón, 7 de páncreas y 51 de hígado, gracias a la solidaridad de 98 donantes fallecidos y 14 vivos.

Alberto Rodriguez 11 de enero de 2017

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informa que durante el año 2016 se alcanzaron en nuestra comunidad 98 donaciones de órganos, lo que supone un incremento del 14%, el mejor resultado de la historia de nuestros programas de donación y un extraordinario incremento respecto al número de donantes del año anterior, obteniéndose una tasa de 46,7 donantes por millón de habitantes, superándose además la tasa nacional situada en 43,4.

Los hospitales públicos de referencia del Servicio Canario de la Salud han obtenido durante el año 2016 un total de 247 órganos viables para el trasplante, lo que constituye un incremento del 24 % respecto al pasado año; órganos que han podido salvar o mejorar la calidad de vida del correspondiente número de pacientes, gracias a la generosidad de 98 donantes fallecidos y 14 vivos.

En los hospitales del Servicio Canario de la Salud se han realizado 199 trasplantes de órganos, cifra que también supera muy significativamente lo realizado el pasado año y se distribuye entre 141 de riñón, 7 de páncreas y 51 de hígado, dato este último que también supone un récord histórico en nuestra comunidad.

Por hospitales, se ha registrado un total de 86 trasplantes de riñón y 7 pancreáticos en el Hospital Universitario de Canarias; 51 de hígado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y 55 de riñón en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Canarias.

Donantes vivos

El Hospital Universitario de Canarias es el centro de referencia autonómico para el trasplante de riñón de donante vivo. Durante 2016 se realizaron 14 de estas donaciones en Canarias, lo que implica mantener prácticamente la actividad anual. La principal ventaja frente a la donación de cadáver es que la supervivencia del injerto renal y del paciente es mayor en el caso de donante vivo.

Hitos de 2016

El número de trasplantes renales realizados en 2016 ha ascendido a 141, resultado sólo superado por los 145 trasplantes realizados en 2007 y que incrementa un 14,6 % lo realizado en 2015. Los 55 trasplantes renales realizados en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil suponen un récord histórico para dicho centro hospitalario, que inició el programa de Trasplantes en 2007. Como se ha comentado también previamente, nunca se había alcanzado en Canarias la cifra de 51 trasplantes hepáticos realizados en un año, superándose claramente el récord anterior establecido en el año 2014 con 44 intervenciones.

Otro de los importantes acontecimientos dignos de mención del año 2016 y que explica el extraordinario incremento de la actividad en Canarias es el crecimiento de los programas de Donación en Asistolia, siendo 11 los donantes de esta modalidad, lo que supone una tasa de más de 5 donantes por millón de población y constituye ya el 11% de nuestros donantes.

La Donación en Asistolia Controlada permite la donación de órganos de personas en las que el diagnóstico de fallecimiento se ha establecido por criterios circulatorios y respiratorios. Es condición necesaria, para que se produzca este tipo de donación, que se haya pronosticado el fallecimiento del enfermo a corto plazo en unas condiciones determinadas.


Agradecimientos

El acto médico de la realización de un trasplante tiene la particularidad diferenciadora con otros procesos sanitarios, de iniciarse después del acto solidario y altruista de la donación. El Servicio Canario de Salud, agradece públicamente a todos los donantes y a sus familiares esta decisión, tomada normalmente en un momento de extrema dificultad. Igualmente reconoce y agradece el trabajo y dedicación de los más de cien profesionales de los hospitales que hacen posible la realización de cada uno de los trasplantes, liderados por los coordinadores hospitalarios, profesionales en contacto con los familiares del donante, y que constituyen la pieza clave y diferenciadora del denominado "modelo español" que es referencia internacional.

Finalmente, es imperativo recordar a multitud de colectivos sanitarios y no sanitarios que hacen posible toda la logística y actuaciones imprescindibles para la realización de este proceso, como cuerpos de seguridad, Protección Civil, personal de Servicio de Emergencias, compañías aéreas, aeropuertos, juzgados y otras personas que de manera altruista hacen posible que se lleve a cabo un trasplante. Mención especial por su implicación y colaboración para transmitir los beneficios y el mensaje de la donación merecen también las asociaciones de pacientes y los medios de comunicación de Canarias.

Negativas a la donación


A pesar de nuestras altas tasas de donación, este año 2016 ha sido el peor de los últimos diez años en porcentaje de negativas familiares, superando el 25%.

Estas negativas a la donación siguen suponiendo pérdidas de años vida para aquellas personas en espera de un trasplante ya que actualmente y a pesar de tener las mejores tasas mundiales de donación, con ellas no es posible tratar a todos los enfermos en los que el trasplante constituye su última, única o mejor oportunidad. Debemos animar a todos los canarios a seguir apostando por mantener e incrementar nuestra solidaridad con los demás. Cuantos más donantes existan, mayor será el número de vidas que podrán salvarse y tendremos todos más posibilidades si en algún momento necesitamos de un trasplante .

Consejos para donantes


La tarjeta de donante expresa la voluntad de donar pero no tiene valor legal. Por eso, es más importante y sencillo que el donante comunique a la familia ese deseo para que sea respetado cuando se produzca su fallecimiento, ya que normalmente es la familia quien trasmite la voluntad de la persona fallecida, actuando en su nombre, ante la solicitud de donación por parte de los equipos médicos. De cualquier modo, la tarjeta se puede conseguir a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y de las asociaciones de pacientes, pero lo primordial es comunicar a familiares y allegados esta decisión.

Actualmente, para facilitar y asegurar el respeto a la voluntad de donación, la persona que desee ser donante puede realizar una Manifestación Anticipada de Voluntad (MAV), un documento que contiene las instrucciones y opciones que deberá respetar el personal sanitario que atienda al otorgante sobre los cuidados y el tratamiento de su salud que si tiene validez legal; las disposiciones respecto al destino de su cuerpo y a la donación de órganos y tejidos. Las MAV pueden realizarse ante los funcionarios de la Consejería de Sanidad o ante cualquier notario perteneciente al Colegio Notarial de Canarias, una vez que se cuente con la autorización pertinente, según recoge el convenio establecido entre la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y el Colegio Notarial de Canarias.

Mitos

Los mitos, creencias y miedos están relacionados con la falta de información sobre el proceso de donación de órganos y/o tejidos. En España, la donación y el trasplante están regulados por la Ley del Trasplante, que garantiza el altruismo de la donación y la equidad en el acceso al trasplante. Con el fin de garantizar los principios de igualdad y equidad los criterios se establecen teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: aspectos territoriales y clínicos. Los criterios territoriales permiten que los órganos generados en un determinado área o zona, puedan trasplantarse en esa misma zona, para disminuir al máximo el tiempo de isquemia (tiempo máximo que puede transcurrir entre la obtención del órgano y su implante en el receptor). En los criterios clínicos se contemplan la compatibilidad donante/receptor y la gravedad del paciente.
Existe la posibilidad de donar en vida si se cumplen las condiciones y requisitos establecidos por la Ley. El donante ha de ser mayor de edad y gozar de buena salud física y mental.
Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas, intestino y pulmones. Además, de una donación también se pueden obtener tejidos, igualmente muy necesarios: médula, huesos, tendones, córneas y válvulas cardíacas.