Morales anuncia un contencioso contra el Gobierno canario por el reparto del Fdecan bajo el criterio de triple paridad.

Tratará en la Asamblea de Alcaldes otras medidas de rechazo.

Alberto Rodriguez 29 de noviembre de 2016

Morales anuncia un contencioso contra el Gobierno canario por el reparto del Fdecan bajo el criterio de triple paridad.
Antonio Morales anuncia un contencioso

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha anunciado que la Institución presentará un contencioso-administrativo contra el reparto realizado por el Gobierno canario del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) basado en la triple paridad.

Asimismo, tratará en el seno de la Asamblea de Alcaldes urgente y extraordinariaque ha convocado para este martes la toma de otras medidas de rechazo a esta distribución, ya sea desde las instituciones o la calle. "No desechamos ninguna acción para defender nuestros derechos", aseveró.

Morales recordó que ya había advertido que Gran Canaria estaría muy atenta a la distribución. El presidente canario, Fernando Clavijo, "nos ha engañado una vez más, planteó que la triple paridad no iba a ser la formula después de que la sociedad e instituciones grancanarias expresaran que no la iban a aceptar, y ha vuelto a mentir, ha llevado al Consejo de Gobierno una distribución injusta" basada en este criterio.

La fórmula del REF, prosiguió, ha sido la defendida por Gran Canaria y su sociedad por ser la consensuada en las últimas décadas, aunque también accedía a cualquier otra fórmula aproximada que tuviera en cuenta la población, la pobreza, y también el territorio, pero finalmente el Ejecutivo ha optado por la triple paridad, lamentó.

En cualquier caso, "vamos a ser beligerantes, no vamos a aceptar este sometimiento de Gran Canaria a una distribución profundamente injusta", sentenció.

En cuanto a la defensa de Casimiro Curbelo de la fórmula elegida en nombre de los seis cabildos canarios restantes, Morales aseguró no extrañarse, ya que el planteamiento del Ejecutivo es "clientelista, cómo no va a estar de acuerdo si lo hace para comprar sus decisiones a la hora de defender la estabilidad del Gobierno".

Una estabilidad, concluyó, que está por ver si el Ejecutivo logrará finalmente toda vez que sus socios del PSOE ya han manifestado su rechazo a este reparto.