El Ayuntamiento refuerza la presencia de la Policía Local en las zonas comerciales abiertas de la ciudad.

Pedro Infinito y Mesa y López cuentan ya con este despliegue que incluye a policías de barrio, coches patrulla y un agente dedicado en exclusiva a atender las peticiones de los comerciantes y sus clientes en horario comercial.

Alberto Rodriguez 22 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento refuerza la presencia de la Policía Local en las zonas comerciales abiertas de la ciudad.
Refuerzo Policial en las zonas comerciales abiertas de Las Palmas

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto en marcha ya un dispositivo especial de seguridad en torno a las zonas comerciales abiertas más frecuentadas de la ciudad, reforzando la presencia de los agentes en las calles y los comercios de estas áreas. Así lo explicó hoy la directora general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Eulalia Guerra, junto al concejal del Distrito Ciudad Alta, Mario Regidor, en el curso de la presentación a los residentes y comerciantes del señalado Distrito del nuevo modelo policial que el Gobierno municipal va a implantar en los barrios, y que pretende implicar a los vecinos y empresarios en la búsqueda de soluciones a los posibles problemas de inseguridad que puedan sufrir en sus calles.

Según explicó Guerra, el nuevo refuerzo policial en las áreas comerciales abiertas presentado públicamente hoy, responde a una serie de reclamaciones y peticiones de numerosos colectivos de empresarios y comerciantes recogidas en anteriores encuentros como el celebrado hoy en el Polígono Cruz de Piedra, que se llevaron a cabo en otros barrios y distritos del municipio. Las tres zonas comerciales abiertas en las que se implantará, de manera previa, este dispositivo de seguridad novedoso serán las de Triana, Mesa y López y Pedro Infinito. De hecho, la directora general anunció hoy que la zona comercial por excelencia de Schamannha sido, tras la experiencia piloto de Triana, el primer área en el que se desarrolla, desde hace dos semanas, este nuevo sistema de vigilancia sobre los comercios y sus aledaños.

Gracias a este nuevo dispositivo las zonas comerciales de Pedro Infinito y, a partir de esta semana también Mesa y López, contarán con la presencia continua de un agente en sus calles, lo que se denomina en el argot de seguridad "un punto fijo". Hasta ahora la seguridad de estas zonas estaba confiada a los patrulleros, que hacen la ronda en coche, y a los policías de barrio, que en muchas ocasiones deben atender a otras necesidades de los residentes en barrios fuera de la zona comercial. La presencia de un agente de manera fija (un policía por la mañana y otro por la tarde) entre las 8.00 y las 21.30 horas, dedicado a atender todas las demandas de los empresarios y de sus clientes, aportará mayor sensación de seguridad en estas zonas comerciales abiertas y agilizará la llegada de refuerzos, en forma de patrulleros o policías de barrio, en caso de ser necesaria una actuación policial de envergadura.

Este despliegue especial comenzó de manera piloto hace unos meses en Triana con la ampliación del número de agentes que patrullan los comercios de la Calle Mayor y sus aledañas, y se extiende ahora a otras dos zonas comerciales abiertas consideradas de máxima afluencia de público como son Pedro Infinito y Mesa y López. En Triana se optó por reforzar la presencia de los agentes con dos policías de barrio a modo de "punto fijo" apoyados por la presencia cercana de un coche patrulla que hace rondas constantes por la zona.

El encuentro celebrado hoy en Cruz de Piedra, al que también acudió el comisario principal jefe de la Policía Local, Javier Henríquez, y el comisario principal, Carlos Saavedra Brichis, sirvió además para presentar el nuevo modelo de seguridad en los barrios en los que se va a implicar de forma activa a los colectivos vecinales, sociales y empresariales de cada uno de los distritos para actuar de forma preventiva.

A la presentación de hoyacudieron una veintena de vecinos, comerciantes y otros colectivos de la zona, que se interesaron por las medidas de seguridad que se van a implantar en sus calles a raíz de este nuevo modelo policial y la forma en la que pueden participar de manera activa en diseñar el protocolo de actuación de los agentes municipales en sus barrios.