El hermano y director del hospital de Lunsar agradece a los canarios su solidaridad en la lucha contra el ébola

Casi dos años después de la reapertura progresiva del hospital sierraleonés de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Michael M. KoromaO.H. se ha trasladado hasta la capital de la isla para dar las gracias en persona a la sociedad e instituciones que colaboraron en dicha campaña.

Pepe Rodríguez 21 de noviembre de 2016

La familia hospitalaria africana se ha encarnado esta mañana en la figura del director del hospital San Juan de Dios de Lunsar en Sierra Leona, para agradecer a la sociedad grancanaria su profunda cercanía y colaboración en la campaña "Paremos el Ébola", iniciada en 2014 para frenar la epidemia en los países africanos donde azotó fuertemente la enfermedad.

Desde Casa África, acompañados por el Superior de Ciudad San Juan de Dios, José Cárdenas O.H. y el gerente de Casa África,José Luis Márquez, el hermano Michael M. Koroma ha expresado su gratitud así como la de todos los que dan vida hoy al hospital sierraleonés por tanta colaboración y disposición de los canarios canalizada a través de la Ciudad San Juan de Dios Las Palmas, cuyas aportaciones han contribuido a que el centro hospitalario volviera a abrir sus puertas y atender a sus pacientes, algo tan necesario en núcleos poblaciones como Lunsar.

El hermano Michael M. Koroma, de 43 años y natural de Sierra Leona, forma parte de la familia hospitalaria desde 1996. Diplomado en Enfermería, desde Junio de 2014 es Consejero Provincial y gerente de los centros de San Juan de Dios en Sierra Leona así como director de la Escuela Enfermería San Juan de Dios de Lunsar.

Desde que se iniciara la campaña "Paremos el Ébola", en 2014, al conocerse los primeros casos de contagio en Liberia y en Sierra Leona, la Ciudad San Juan de Dios en Las Palmas de Gran Canaria comenzó su movilización y apoyo para recaudar fondos con los que paliar los efectos de la devastadora epidemia, que acabó con las vidas de los hermanos Miguel Pajares, Manuel García, Patrick, George, la hermana Chantal y 13 trabajadores más.

El hermano Michael se ha desplazado desde Sierra Leona y permanecerá en la capital de la isla durante varios días para recorrer distintas instituciones y organizaciones en las que quiere mostrar su gratitud y la del pueblo africano por toda la ayuda recibida.