Espectacular balance del KODA Fabia de la Copa

Kevin Guerra y Javier Lemes, sobre el KODA Fabiade la Copa, realizaron una gesta importante el pasado fin de semana. Con motivo del Rallye de La Oliva finalizaba el Campeonato de Las Palmas de Rallyes de Tierra y, al mismo tiempo, el certamen insular de la isla de Fuerteventura. Los de Fuertwagen, Lanzawagen y KODA Canarias llegaban bien posicionados a esta decisiva cita y, después de una actuación estelar, lograron finalizar con sendos subcampeonatos absolutos y el título en la Clase 5.

Pepe Rodríguez 8 de noviembre de 2016

Espectacular balance del KODA Fabia de la Copa
El Skoda en plena acción

Quién dijo que un vehículo destinado a un certamen monomarca no está capacitado para aspirar a cotas mayores. El KODAFabia 1.2 TSI se ha encargado de demostrar que es perfectamente válido para todo. Si hasta ahora había demostrado una aptitud fuera de toda duda, en el embarrado Rallye de La Oliva ofreció una página más a su brillante palmarés. La séptima plaza final, que sumaba a una nueva victoria de Clase, fue sinónimo de una cosecha de puntos vital para el desenlace final. Kevin Guerra se proclamó subcampeón absoluto en el provincial de rallyes de Las Palmas, una posición que premia el esfuerzo realizado a la hora de desarrollar un vehículo que a partir de 2017 protagonizará uno de los certámenes monomarca más interesantes de los últimos tiempos. No contentos con ello, Guerra sumó otro subcampeonato, el del certamen insular de Fuerteventura, además de los títulos en la Clase 5. Su copiloto, Javier Lemes, fue un paso más allá, alcanzando el título en el apartado de copilotos en lo que al certamen provincial se refiere.
"Con el desenlace del provincial queda demostrado que el Fabia 1.2 TSI es un excelente coche de carreras", destacó Kevin nada más cruzar el podio final. "Alcanzar dos subcampeonatos con una máquina que hemos desarrollado este mismo año es un resultado espectacular y una garantía para el futuro", comentó el joven piloto de Fuerteventura.
"Fue un rallye en el que empezamos relajados", continúa el de KODA. La meteorología había dejado los tramos cronometrados llenos de agua y barro, con sus correspondientes trampas. "Fue un momento ideal para seguir trabajando con la suspensión Öhlins y comprobar su comportamiento a cada 'click' de ajuste", recordó el piloto. Después de que una piedra fuese a parar entre la llanta y la pinza de freno de la rueda trasera derecha, el planteamiento de carrera cambiaría en su recta final. "Tuvimos que correr para ganar en nuestra Clase, avanzar alguna posición en la general y, con ello, sumar los puntos necesarios que nos permitiesen alcanzar el objetivo", proeza que confirmaron a su llegada a la meta final, salvando incluso una mínima pérdida de potencia cuando se soltaba un manguito del turbo.Un aliado fundamental han sido los neumáticos Pirelli, y es que a pesar de la extrema dureza del recorrido únicamente se necesitaron cuatro unidades para completar la prueba.A la postre, la felicidad era plena y los resultados en cómputos generales no le iban a la zaga.
Pero no acabó en el Rallye de La Oliva la experiencia sobre este firme deslizante. Este mismo fin de semana el Campeonato Autonómico de la especialidad toca a su fin en la isla de Tenerife. Los buenos resultados del KODA Fabia de la Copa también han sido notorios en este escenario; aquí Guerra-Lemes ocupan el cuarto lugar absoluto -empatados con el tercer equipo clasificado- y la primera posición en la Clase 5. "Nos gustaría luchar por estar en el podio final y vencer en nuestra categoría", un reto difícil que motiva al piloto del KODA, Kevin Guerra. Una visita a Tenerife que pondrá punto y final a la temporada de desarrollo en pruebas sobre tierra, a la espera del epílogo en el Rallye Isla de Lanzarote, ya en asfalto.