Igualdad Animal denuncia con imágenes explícitas vejaciones y torturas "generalizadas" a los cerdos en España

La organización Igualdad Animal ha denunciado este miércoles, a través de un documental con imágenes explícitas, que los cerdos de las más de 99.500 granjas españolas sufren "de forma generalizada" trato vejatorio, hacinamiento, torturas, estrés, problemas psicológicos, castraciones, enfermedades tumorales, infecciosas.

19 de mayo de 2010

Igualdad Animal denuncia con imágenes explícitas vejaciones y torturas "generalizadas" a los cerdos en España
MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La organización Igualdad Animal ha denunciado este miércoles, a través de un documental con imágenes explícitas, que los cerdos de las más de 99.500 granjas españolas sufren "de forma generalizada" trato vejatorio, hacinamiento, torturas, estrés, problemas psicológicos, castraciones, enfermedades tumorales, infecciosas.

Así, la organización ha explicado que las imágenes pertenecen a 172 granjas "elegidas al azar" en todo el país, cinco de las cuales han sido premiadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). Además, señala que se trata de la mayor investigación realizada a nivel mundial en explotaciones porcinas, con una muestra "muy representativa", en la que durante dos años han grabado imágenes sobre como "viven y mueren los 40 millones de ejemplares que pasan por el matadero al año" y los 85.000 cerdos que fallecen durante su traslado al matadero.

Con este documento visual, Igualdad Animal pide a los consumidores que "conozcan las condiciones en las que viven los cerdos" y se movilicen ante estos abusos que, sin embargo, no "tienen por qué ser ilegales". "La sociedad tiene que movilizarse", ha exigido la portavoz de la organización, Sharon Núñez.

NO EXISTEN GRANJEROS BUENOS

"Para nosotros no existen los granjeros buenos. Esta es una imagen rutinaria y diaria y no queremos que el debate se centre en la legalidad o no sino en el hecho en sí", asegura el presidente de la organización, José Valle.

Concretamente, Núñez ha indicado que las imágenes se obtuvieron en granjas porcinas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Navarra y País Vasco, en las que se "infiltraron" como trabajadores, veterinarios, estudiantes, e incluso, en algunas obtuvieron permiso para grabar. "A cada nueva granja que acudíamos, pensábamos que siempre nos íbamos a encontrar algo peor y las peores imágenes las obtuvimos en las granjas premiadas", denuncia.

También apunta que Cataluña (16,35 millones), Castilla y León (6,85 millones) y Castilla-La Mancha (3,60 millones) son las comunidades autónomas donde más cerdos se sacrifican en contraposición con Cantabria (2.255), País Vasco (46.906) y La Rioja (47.359), que son las que menos.

ESPAÑA, CUARTO EXPORTADOR MUNDIAL

Asimismo, ha añadido que en España se crían cerdos en 99.561 explotaciones de las que 82.648 son intensivas, 13.475 son extensivas y 1.813, Por número de explotaciones, la primera comunidad autónoma es Galicia (28.110) seguida por Castilla y León (17.864) y Andalucía (14.601). También recuerda que el España es el cuarto exportador mundial de cerdo, por detrás de Estados Unidos, China y Alemania.

En cuanto a las situaciones vejatorias que se producen, la organización ha señalado que se dan "en todas las etapa de la vida y muerte" del gorrino, tanto a los machos como a las hembras. Concretamente, asegura que las cerdas pasan en las jaulas de gestación casi todo el tiempo que están embarazadas, entre 110 y 120 días, en cubículos que miden unos 60 centímetros de ancho y 2,10 metros de alto, en contra de la normativa de bienestar animal de la UE que entrará en vigor en 2013 que exige que los corrales tengan un mínimo de 2,8 metros de lado y que cada cerda cuente con 2,25 metros cuadrados.

Por ello, la ONG denuncia que sufren problemas asociados a los partos continuados como el prolapso uterino o vaginal, mastitis en las mamas y problemas psicológicos, mientras que las crías nacen normalmente en suelos de plástico, o hierro y generalmente rodeados de excrementos.

También, apunta que un granjero reconoció que a las madres enfermas las suelen matar de un disparo en la cabeza, otras con una inyección letal y otras son abandonadas hasta que mueren lentamente. En cuanto a los lechones, Igualdad Animal, subraya que los que mueren entre el 4 y el 21 día de vida lo hacen a causa de causas genéticas, factores asociados a la madre, a la interacción con los operarios, a las infraestructuras, a factores ligados al medio ambiente y a causas de origen infeccioso.

MUTILACIONES, CANIBALISMO Y CASTRACIÓN

En cuanto a las mutilaciones, Núñez ha asegurado que a los pocos días de nacer a las crías se les somete a "una serie de mutilaciones" como castración sin anestesia, corte de dientes, destete precoz y ultraprecoz y tras ser separadas de sus madres, sufren estrés por la competencia con sus nuevos compañeros, el cambio de alimentación. Las principales enfermedades de los lechones son diarrea, meningitis, parásitos intestinales, y síndrome respiratorio.

Núñez ha dicho que a medida que van creciendo aumenta la escasez de espacio y la dificultad de acceso a los comederos, provocando un incremento de las interacciones agresivas que derivan en lesiones, infecciones y canibalismos. "Los cerdos llegan a comerse entre ellos", ha destacado, al tiempo que añade que el estrés y la falta de estímulos incrementan las mordeduras de las colas entre ellos, dando origen a heridas, e infecciones que llegan a necrosarse.

Respecto a las denuncias de canibalismo, la organización sostiene que a muchos de los cerdos enfermos que están a punto de morir se les lleva fuera de la zona de engorde para que mueran en un pasillo sin acceso a agua ni comida y que otros agonizan dentro del cubículo de engorde mientras el resto de los cerdos los pisan, muerden o comen.

Igualmente, afirma que en otras de las fases de la vida del animal debido a esta situación, numerosos cerdos quedan inválidos, sufren parálisis, padecen infecciones oculares, "tumores que llegan al suelo", prolapso rectal y otras enfermedades respiratorias.

Finalmente, Igualdad Animal ha recordado que entre los principios de su organización está la promoción del veganismo, que es la ausencia de ingesta de carne entre otros principios, y la puesta en práctica "del respeto que merecen los animales no humanos".