Exconsejera de Salud reafirma que Matas dio instrucciones para manipular el concurso de Son Espases

El expresidente le advirtió de que habría "problemas políticos" si el hospital no era adjudicado a una de las empresas de Florentino Pérez

1 de septiembre de 2015

Exconsejera de Salud reafirma que Matas dio instrucciones para manipular el concurso de Son Espases
El expresidente le advirtió de que habría "problemas políticos" si el hospital no era adjudicado a una de las empresas de Florentino Pérez

PALMA DE MALLORCA, 1 (EUROPA PRESS)

La exconsellera de Salud Aina Castillo (PP), quien este martes ha prestado declaración como imputada a raíz del presunto amaño de la adjudicación del hospital de Son Espases, ha reafirmado que fue el expresidente del Govern Jaume Matas quien dio instrucciones para manipular el concurso, y que éste le dijo que habría un "problema político" si la concesión no recaía en manos de Dragados, perteneciente a ACS, presidida por Florentino Pérez.

Durante su comparecencia ante el juez José Castro, que se ha prolongado durante una hora y media, Castillo ha relatado cómo inicialmente Matas ordenó que la adjudicación se decantase a favor de OHL, presidida por el exministro Luis Miguel Villar Mir, si bien, cuando el supuesto trato de favor fue filtrado en la prensa, le comentó los inconvenientes que se producirían si una obra de tal "envergadura" no se adjudicaba a Dragados.

Precisamente, el exconcejal de Urbanismo de Palma, Javier Rodrigo de Santos, manifestó ante el Ministerio Público cómo Matas reclamó una cantidad de hasta nueve millones de euros a Florentino Pérez a cambio de serle adjudicadas las obras.

Tras abandonar la sala de vistas, el abogado de Castillo, Eduardo Ruiz de Erenchun, ha explicado que, durante la comparecencia, su patrocinada se ha ratificado de este modo en la declaración que ya había prestado anteriormente, en abril de 2014, ante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y ha vuelto a apuntar a las órdenes que dio Matas a lo largo de todo el proceso de adjudicación.

La imputada ha recordado que el expresidente le dio un sobre que "no miró" ni del que se quedó copia sino que se limitó a entregárselo "a un tercero", por lo que ha manifestado no poder aportar más información al proceso judicial. Según las investigaciones, en el sobre que constaban las instrucciones para que la empresa ganadora fuese OHL.

Finalmente fue la UTE formada por Dragados, FCC, Melchor Mascaró S.L. y Llabrés Feliu S.A. la que se hizo con el contrato de las obras. Pese a que el presupuesto inicial de los trabajos fue de 635 millones de euros, los investigadores se toparon con un elevado sobrecoste sobre el que han puesto la lupa, ya que el proyecto salió finalmente a concurso por 778,4 millones de euros.

DEMANDA DE OHL

Como consecuencia de estos hechos, OHL interpuso una demanda en mayo de 2007 contra la decisión adoptada en último término por el Ib-Salut, así como contra el encargo de este organismo público para que los Colegios Oficiales revisaran la valoración económica de las distintas ofertas.

En su demanda, la promotora alegaba que en el informe definitivo de julio de 2006 realizado por Global PM se afirmaba que, aun siendo la más cara, la mejor oferta era la de OHL "pues la diferencia en la oferta técnica es enorme". Pese a ello, recriminaba que el Colegio de Ingenieros alterase el sistema de calificación y apuntase a Dragados como la mejor opción, desconociéndose el autor del informe técnico elaborado por esta institución.