'Gran Hermano VIP': Kiko Rivera revela secretos de familia a sus compañeros

Kiko Rivera se olvidó por un momento de las cámaras de la casa de Guadalix y se sinceró con el resto de compañeros al revelar secretos de su familia. "El día que falleció mi padre era su última corrida porque había ganado la custodia de sus dos hijos". Estas declaraciones no dejaron indiferente a nadie y podrían poner en pie de guerra a la familia de Carmina Ordoñez.

Que.es 26 de enero de 2015

El paso de Kiko Rivera por 'Gran Hermano VIP' no está dejando indiferente a nadie. El hijo de Isabel Pantoja no solo se pasa el día tumbado y comiendo, también regala exclusivas por las que podría recibir una buena cantidad de dinero en un plató de televisión.

El autor de 'Así soy yo' se olvidó por un momento de las cámaras de la casa de Guadalix y abrió su corazón a todos sus habitantes. Kiko ha contado la verdad que, según él, rodeaba la vida de su padre, el torero Francisco Rivera, en la fecha en la que murió.

"El día que falleció mi padre, mi madre sólo tenía 28 años y un hijo de siete meses. Esta era su última corrida porque había ganado la custodia de sus dos hijos (Francisco y Cayetano) y tenía que retirarse del toro para poder quedarse con ellos", reveló Kiko.

Las reacciones no tardaron en llegar. Muchos de los concursantes quedaron asombrados ante tal revelación, otros, en cambio, lloraban emocionados ante aquella historia.

"Todo habría sido diferente, habríamos tenido más hermanos y nosotros tres nos habríamos criado juntos", añadía.

Además, el hijo de la tonadillera explicó cómo se sintió cuando su hijo cumplió la edad en la que él perdió a su padre. "Yo tenía siete meses y, cuando mi hijo cumplió esa edad, comprendí cómo se tuvo que sentir mi padre cuando estaba en el hospital", dijo el Dj.

Pero las reacciones de los concursantes de 'Gran Hermano VIP' no son las que verdaderamente se esperaban. Parece que estas declaraciones del hijo de Isabel Pantoja podría poner en pie de guerra a la familia de Carmina Ordoñez, que según Kiko Hernández están muy enfadados. 

Kiko Rivera también tuvo palabras para su madre y dijo que desde que esta entró en prisión, no para de pensar en ella. "Es muy difícil para mi estar aquí sin saber nada de ella. Porque en casa, también es muy duro, pero, por lo menos, tengo dos minutos al día para hablar con ella. Lo de mi madre es la situación más complicada que he vivido nunca", dijo a sus compañeros.