Vídeo: Es una emoción que no se puede explicar

17 de Abril de 2011

Una sevillana residente en el barrio sevillano del Porvenir, donde está arraigada la hermandad de la Paz, ha explicado lo que ha sentido al ver salir la cofradía y ha asegurado que "es una emoción que no se puede contar ni explicar"