El calvario de Michael Jackson comenzó cuando se quemó el pelo en 1984

La revista Us Weekly obtuvo el video inédito en el que Michael Jackson sufre graves quemaduras durante la filmación de un comercial de Pepsi de 1984.

Qué! 17 de julio de 2009

El cabello y el cuero cabelludo de Jackson se prendieron casi completamente después de una falla de un sistema de fuegos artificiales. Algunas fotografías del accidente se habían hecho públicas, pero el video, disponible en la página de internet de Us Weekly, muestra el momento preciso en el que el cabello de Jackson se prende y su cabeza arde en llamas.

Jackson no se dio cuenta que su cabello se quemaba. En el video continúa bailando mientras se quema. Cuando el cantante gira las llamas desaparecen y la gente en el plató corre a extinguir el fuego. El hermano de Jackson, Jermaine, también aparece en el video tocando la guitarra al momento del accidente. Jermaine estaba de frente a Michael y no pudo ver lo que pasaba.

Cuando Michael se levanta de entre el grupo de gente que trata de ayudarlo tiene la coronilla calva. Jackson necesitó varias cirugías y transplantes de piel para curar sus heridas.

EL PRINCIPIO DEL FIN

El accidente marcó el inicio de una serie de accidentes dolorosos para Jackson, que había sido atendido por una adicción a los analgésicos y que al momento de morir era asiduo a la medicina contra el dolor, según amigos y familiares.

En su autobiografía, 'Moonwalk'' dijo que la causa del accidente fue una "estupidez pura y simple" y lo describió de la siguiente manera: "hubo explosiones a ambos lados de mi cabeza y las chispas prendieron mi cabello. Yo estaba bailando en la rampa y girando sin saber que me quemaba. De pronto sentí que mis manos se dirigieron por reflejo a mi cabeza en un intento por apagar las llamas'".

Tras el accidente Pepsi le pagó a Jackson 1,5 millones de dólares, que el cantante donó a un centro para víctimas de quemaduras nombrado en su honor.