Jean Paul, savia nueva para el rock de Granada

El grupo granadino presenta esta semana en Madrid las canciones de su primer lanzamiento, 'Breve historia universal'. Un estreno que debería ser tenido muy en cuenta cuando a final de año se revise lo mejor de lo publicado. Hemos hablado con el autor de las canciones.

Jose Durán Rodríguez 18 de junio de 2009

Jean Paul, savia nueva para el rock de Granada
'Breve historia universal', el estreno discográfico de Jean Paul, es un disco un tanto paradójico. No se trata, como pudiera parecer, de la obra de un cantante solista sino que lo firma un grupo. Tampoco es breve, ya que su digestión se alarga y deja un poso duradero, como se espera de cualquier historia que pretenda ser universal. Y tampoco estamos realmente ante el debut de unos novatos: todos los miembros de Jean Paul son la banda de acompañamiento de José Ignacio Lapido, ilustre rockero granadino que pasó la juventud grabando discos inolvidables con 091 y que en la madurez mantiene una trayectoria intachable. Raúl Bernal, cabeza visible de Jean Paul, ha respondido a Qué.es antes de su concierto en Madrid, el sábado 20 de junio en La Boca del Lobo.

- Se suele decir que el primer disco de un grupo recoge las canciones que se han escrito durante toda la vida, ¿es vuestro caso?
- Sí y no. Jean Paul comenzó hace muchos años, más de 10. Cuando el proyecto se hizo más serio compusimos muchas canciones por lo que el disco es una recopilación de temas antiguos, algunos con más de siete años,  y de los más recientes. Canciones había de sobra pero queríamos un disco que contase una historia.

- ¿Estás satisfecho del disco?
- Sí, muy satisfecho, es el disco que quería escuchar. La verdad es que todo el proceso me parece perfecto y me siento muy orgulloso.

- ¿De dónde surgen las canciones?
- Esta pregunta tiene respuestas muy amplias (risas). Comparto la idea de que hacer canciones es un estado de rebeldía pero además me sentiría completamente inútil si no hiciese canciones. Así es como me siento en los momentos de sequía.

- Las críticas citan a músicos como Leonard Cohen, Tom Waits o Corcobado para explicar el disco, ¿cómo te sientes?
- Me parece desorbitado, en unos casos, y en otros creo que no tiene nada que ver. No estoy, ni muchísimo menos, a la altura de Cohen o Waits y tampoco entiendo las comparaciones con Señor Chinarro o Corcobado, de quienes no tengo ni un solo disco. Una de mis mayores influencias son los 'crooners' pero tratamos de romper los espejos. Siempre que algo de lo que escribo me parece una burda imitación, lo desecho. No me siento a gusto imitando, es un pequeño engaño para mí y para la gente. Tratamos de no hacer nada artificial, somos muy viscerales y esto nos sale de dentro.

- ¿Qué podemos esperar de vuestro concierto en Madrid?
- A Madrid vamos cinco, aunque en la banda seamos seis, pero es que todo sale de mi bolsillo y es un desembolso enorme salir de Granada para tocar. Se pierden algunos matices pero son minúsculos. Lo que tratamos de hacer en vivo es engrandecer las canciones, ya seamos dos o los seis. También intentamos no calcar el disco sino que haya puertas abiertas a la improvisación y la espontaneidad. Los conciertos son una pequeña lucha entre el público y el grupo para saber quién manda.

- Lo de autoeditar el disco, ¿ha sido convencimiento o necesidad?
- Completa necesidad, nadie se quiso arriesgar a editarlo... Tal y como está el panorama, nadie quiere editarse un disco por gusto, ya que es un desembolso importantísimo. Hice el disco con la idea de 'venderlo' a un sello pero me hicieron perder el tiempo. Ya llevamos mucho tiempo en esto y no teníamos ganas de esperar a nadie así que decidimos sacarlo nosotros.

- ¿Sigue estando presente en Granada la influencia de 091 y Lagartija Nick?
- 091 sigue siendo un grupo muy importante en la ciudad aunque desapareciesen hace más de 10 años. Muchos chavales jóvenes que tienen grupos quieren tocar como ellos. Es una de las cosas más grandes que ha pasado aquí, más incluso que Los Planetas. Es raro el día que no suena una de sus canciones. En cuanto a Lagartija Nick, es el mejor grupo que hay en España.

- ¿Por qué crees que hay tantos grupos en Granada?
- Es una ciudad con una población muy joven y con mucho desempleo. Hay muchos bares en los que se pincha buena música y la gente va allí por eso, no para tomar copas. Es una ciudad con una gran cultura musical, todavía hay tiendas de discos y la gente prefiere salir y tocar la guitarra antes que quedarse en casa.

- ¿Qué has aprendido de Lapido?
- A conocer la industria musical. Gracias a él me he dado cuenta de que todo es una mentira. Soy de Murcia y vine a vivir a Granada hace cinco años exclusivamente para tocar con él. Él te pone los pies en el suelo, lleva muchos años y se las sabe todas. Me 'adoctrinó' a la hora de enfocar la autoedición. Y musicalmente, es una universidad de rock'n'roll, aprendo continuamente.

- ¿Sartre, Belmondo o Gaultier?
- Si tuviese que elegir a uno, Sartre. Pero el nombre de la banda no es por él, aunque para mí sea un referente.