SUPERVIVIENTES | ¿Cómo se preparan los famosos? Lara Álvarez y Lapiedra ya entrenan

Los concursantes VIP tendrán que sobrevivir en la isla buscando alimentos, adaptándose al medio ambiente y, como siempre, soportando las disputas entre compañeros.

QUÉ! 27 de febrero de 2018

SUPERVIVIENTES | ¿Cómo se preparan los famosos? Lara Álvarez y Lapiedra ya entrenan
Foto: Archivo

Falta cada vez menos para que Supervivientes 2018 vuelva a la televisión de la mano de Jorge Javier Vázquez, Sandra Barneda y Lara Álvarez. Los concursantes VIP tendrán que sobrevivir en Honduras buscando alimentos, adaptándose al medio ambiente y, como siempre, soportando duras pruebas para conseguir la inmunidad.

¿CÓMO SE PREPARAN LOS PROTAGONISTAS PARA ESTA CITA?

Lara Álvarez es ya toda una veterana, puesto que será su cuarto "Supervivientes". Sin embargo, para marcharse a Honduras en las mejores condiciones, hay que seguir unos rigurosos entrenamientos.

Lara se sometió a los chequeos pertinentes antes de subirse al avión. Se ha realizado un análisis de sangre para controlar los niveles de hierro, el estado de sus hematíes, glóbulos blancos y plaquetas, revisiones de corazón e incluso visitas al ginecólogo.

Luis Rollán no puedo participar en su día por una afección cardiaca congénita que tenía y Mila Ximénez descubrió que tenía un quiste, de ahí que sean tan importantes las revisiones cardiovasculares y mamarias.

También es importante el aspecto externo, más si eres la presentadora. Lara se pasó ayer por el departamento de maquillaje de Mediaset. Se hizo unas mechas y se reunió con los coordinadores con el fin de encontrar los 'looks' más adecuados para cada día. Extensiones siempre presentes y peinados muy elaborados, la clave de su éxito.

MARIA LAPIEDRA ENTRENA PARA GANAR

La foto de portada de QMD! muestra a la actriz preparándose para ir a la isla con un llamativo mono multicolor y la ayuda del entrenador Alberto Samper. El objetivo es mejorar su estado físico y aclimatarse a las condiciones meteorológícas.

Lapiedra usa el método 80/20, que consiste en combinar ejercicios intensos con una alimentación compuesta en un 80% de grasas sanas, proteínas puras y nada de azúcar. El 20% restante sería, por supuesto, comida basura.