El presunto hijo de Julio Iglesias pide audiencia al Papa Francisco en busca de ayuda y aliento

Javier Sánchez, el supuesto hijo de Julio Iglesias y María Edite Santos, ha enviado un comunicado de prensa a través de sus representantes legales para anunciar que pedirá audiencia al Papa Francisco para demostrar que es descendiente del cantante.

Qué.es 3 de agosto de 2017

Javier Sánchez, el supuesto hijo de Julio Iglesias y María Edite Santos, ha enviado un comunicado de prensa a través de sus representantes legales para anunciar que pedirá audiencia al Papa Francisco para demostrar que es descendiente del cantante. 

"Mi nombre es Javier Sánchez Santos y llevo décadas en una encrucijada legal por obtener el reconocimiento como hijo del cantante Julio Iglesias. Quiero conseguir una audiencia personal con el Papa Francisco. Sé que es muy complicado por la difícil agenda de Su Santidad, pero que me moveré con todas mis fuerzas en aras a conseguirla. Mis motivos son dramáticos, llevo más de 40 años luchando para conseguir lo que millones de personas tienen: un padre".

El caso del presunto hijo de Julio Iglesias dio un giro cuando se confirmaba que la prueba genética tendría un 99,9% de coincidencia entre los supuestos padre e hijo. A pesar de que el joven se ha dirigido ya sin éxito a figuras como el Defensor del Pueblo, no tiene intención de rendirse; "Nada se pierde escribiendo una carta al Vaticano pidiendo esa cita y comentando las motivaciones por las que se desea ese encuentro personal con el Papa"

Aunque sabe que en temas legales el Papa no podrá intervenir mucho en esta situación, según ha anunciado en su comunicado de prensa, para Javier es muy importante que le escuche y le ayude con su dolor. "Aunque no consiga ser reconocido como hijo de Julio Iglesias, me sentiré enormemente confortado en mi dolor al ver que me oye su santidad. El desahogo es muy importante para mí".

Aun no se sabe si conseguirá la audiencia con el papa, pero ha dejado claro en su comunicado que tiene el objetivo de llegar a todas las instancias que estén en sus manos para conseguir sus derechos. "Voy a contactar con entidades, organismos e instituciones de todas clases, para iniciar todas las vías legales y extrajudiciales que permitan el reconocimiento público y legal de mi origen biológico, y no pueda quedar anulado por una interpretación rigorista de la ley".